Los esfuerzos para expandir el acceso a Internet usando espacios blancos

Los esfuerzos para expandir el acceso a Internet usando espacios blancos

Empresas como Microsoft y Facebook se han unido buscando utilizar nuevas tecnologías para ofrecer acceso a Internet.

El aumento del uso de aplicaciones basadas en Internet ha propiciado que algunos sectores del ecosistema se preocupen por encontrar soluciones para mejorar la conectividad. Los usuarios queremos conexiones más estables y más veloces, para lo cual la fibra óptica representa una buena opción. Sin embargo, existen regiones apartadas donde este medio no es la mejor solución, por lo que las conexiones inalámbricas se convierten en la mejor alternativa. Los espacios blancos de la televisión son parte de este segundo grupo y empresas como Facebook y Microsoft han comenzado a enfocar sus esfuerzos en utilizar esta tecnología.

Los espacios blancos y la transición a la TV digital

(cc) Medhi / Flickr

La televisión, ya sea en blanco y negro o a color, siempre había hecho uso de señales analógicas. Desde hace algunos años el sector se encuentra en un proceso de transición al formato digital. El cambio se está dando prácticamente en todo el mundo, aunque a ritmos diferentes en función de la región. Estados Unidos, por ejemplo, ya completó su proceso de transición. Prácticamente todos los países de América Latina se encuentran justo en el camino para lograrlo, mientras que en países menos desarrollados como los ubicados en África se espera que la transición culmine en 2021.

Este cambio tecnológico tiene impacto en Internet por dos razones principales, ambas relacionadas con el aprovechamiento del espectro radioeléctrico, que es el medio utilizado para difundir las señales de televisión. Por una parte, la transición a la TV digital está liberando una banda de frecuencias ubicadas entre 698 y 806 MHz, mejor conocida como banda de 700 MHz o dividendo digital. En ella solían operar los canales 52 al 69 de televisión, pero ahora ese espacio podrá ser utilizado por operadoras de telecomunicaciones móviles para ofrecer acceso a Internet.

Por otra parte, una de las ventajas que ofrece la tecnología digital es que se reduce el riesgo de interferencias entre canales. Con las señales analógicas, es necesario dejar canales vacíos como bandas de guarda, a fin de evitar la interferencia entre dos o más señales que se estén difundiendo. Un ejemplo de este caso es la Ciudad de México, donde operan los canales 2, 4, 5, 7, 9, 11, 13, 22, 28 y 40, pero los canales como el 3, 6, 8, 10 o 12 no son utilizados para transmitir por la interferencia generada por las otras señales.

La ventaja con la tecnología digital es que, una vez completada la transición, estos espacios podrán seguir existiendo, pero no necesariamente como una guarda para evitar interferencias. Justo estos canales que permanecen sin utilizar por las televisoras son los espacios blancos y varían en función de las estaciones de televisión que operen en cada localidad.

El uso de los espacios blancos para ofrecer acceso a Internet

(cc) Keiichirou Shikano / Flickr

Al observar que la transición a la TV digital permite que existan segmentos de espectro radioeléctrico que permanecen ociosos, la industria y la comunidad técnica se han dado a la tarea de buscar un uso útil para esas frecuencias. El desarrollo del estándar 802.22 por parte de la IEEE es una muestra de este tipo de esfuerzos.

Estados Unidos es uno de los países que lleva la delantera en el desarrollo de esta tecnología. La complejidad de su utilización radica en que es necesario un sistema de radios que puedan conectarse a una base de datos que contenga las frecuencias libres de cada localidad. Así, los dispositivos de una región podrán saber en qué frecuencias operar para acceder a Internet en función de los canales que no sean utilizados por las televisoras de esa localidad en especial. Lo contrario provocaría interferencias indeseables.

Recientemente, Microsoft anunció su alianza con SpectraLink y Facebook para desarrollar proyectos relacionados con los espacios blancos de la televisión. Uno de ellos está relacionado con el uso de esta tecnología para ofrecer acceso a Internet a estudiantes universitarios de Ghana. Otro, está implicado en el plan Ceibal de Uruguay y su propuesta para conectar a Internet a 10 escuelas rurales por medio de los espacios blancos. La apuesta de Facebook con esta tecnología está directamente relacionada con su proyecto Internet.org y es por ello que se ha sumado a la alianza.

Pero los esfuerzos de la comunidad no terminan ahí. En el continente asiático, la WhiteSpace Alliance se encuentra haciendo sus primeras pruebas con esta tecnología en India. A nivel global, la Fuerza de Trabajo de Ingeniería de Internet (Internet Engineering Task Force, IETF) también está enfocando parte de sus esfuerzos en el aprovechamiento de los espacios blancos, a través del grupo de trabajo PAWS (Protocol to Access WS database). En suma, es probable que si los esfuerzos son bien conducidos, los espacios blancos de la televisión generen una nueva oportunidad para conectar masivamente a Internet a los habitantes de las regiones más apartadas del planeta.