La FCC enmendará su propuesta sobre neutralidad de la red

La FCC enmendará su propuesta sobre neutralidad de la red

La nueva versión eliminaría el término de "priorización pagada".

Luego de las críticas recibidas a la propuesta de la FCC para garantizar la apertura de Internet y la neutralidad de la red, el presidente del organismo, Tom Wheeler, busca enmendar el documento. De acuerdo con el Wall Street Journal, Wheeler estaría presentando un nuevo borrador durante este lunes, de cara a la votación del próximo jueves.

El principal cambio que planea introducirse es la eliminación del término “priorización pagada”, que tanto rechazo despertó entre diferentes actores del ecosistema. Sin embargo, todo parece indicar que los acuerdos entre los ISP y los proveedores de contenidos seguirían en pie, siempre y cuando se traten de acuerdos que no discriminen el tráfico en Internet (o sea… sí, pero no).

La principal desconfianza en torno a permitir tratos comerciales entre los proveedores de acceso y las compañías productoras de contenidos, es que éstos respeten (en la medida de lo posible) a la neutralidad de la red solamente durante el tiempo que Wheeler se mantenga en el cargo. Uno de los oficiales de la FCC aseguró que con las modificaciones, la propuesta mantendría la apertura de Internet:

El proyecto es explícito acerca de que el objetivo es encontrar el mejor método para asegurar que la Internet se mantenga abierta y evite cualquier práctica que la amenace.

El reto para la FCC, en todo caso, consiste en emitir nuevas reglas que respeten el fallo de la Corte Federal de Apelaciones de Washington y al mismo tiempo sean congruentes con los principios de arquitectura de Internet. Entre las sugerencias para lograr esto, se encuentra la opinión de la Fundación Mozilla, que se ha pronunciado por dos esquemas para regular el tráfico de Internet.

Sin duda el reto es grande y los intereses son muchos. Mientras tanto, el tiempo corre y lo más probable es que el próximo jueves la propuesta de la FCC sea hecha pública, con lo que comenzará una nueva oleada de análisis y opiniones de los principales actores del ecosistema de Internet. La decisión que tome el regulador estadounidense podría marcar la pauta en otros países.