La estrella polar no es el objeto más brillante del cielo

La estrella polar no es el objeto más brillante del cielo

Un vistazo a los objetos más brillantes del firmamento

Seguramente han escuchado de “Stella Polaris” o α Ursae Minoris, la estrella polar. Este nombre se le da porque es la estrella más cercana al polo norte celeste, aunque no siempre lo fue y tampoco lo seráPolaris es una supergigante amarilla que se encuentra a 431 años luz de la Tierra y es 2240 veces más luminosa y su radio 45 veces mayor que el del Sol.

Esta estrella está intimamente ligada con la historia de la humanidad, los primeros registros referentes a ella aparecen en persia desde el año 1000 a. C., cuando se le consideraba un objeto de culto. Posteriormente, por su posición respecto al polo norte celeste, se le utilizó por los marinos y otros viajeros para guiarse y ubicarse. Tal vez por esto se esparció el mito de que Polaris es la estrella visible más brillante del firmamento.

La realidad es que Polaris es, solamente, la estrella más brillante de la Osa Menor y tiene una magnitud aparente (m) de +1,97 Esta magnitud es una medida de cuanta luz ser recibe desde el objeto y, originalmente, esta escala se basaba en la magnitud de Polaris. Ya no es así porque la m de la estrella polar varía ligeramente. Ahora, como referencia, se utiliza la estrella Vega, en la constelación de Lira, a tan solo 25 años luz de la tierra.

Actualmente Polaris está clasificada en el puesto cincuenta de las estrellas más brillantes visibles en el firmamento, siendo SirioCanopusArcturusRigil Kent, y Vega las cinco más brillantes respectivamente. Además, si consideramos la precesión de los equinoccios (el cambio lento y gradual en la orientación del eje de rotación de la tierra, nos daremos cuenta de que Stella Polaris fue precedida como la estrella más cercana al polo norte celeste por Vega alrededor del año 12000 a. C. que, además, volverá a serlo en el año 13727 d. C.

Vega, además, fue la primer estrella, que no fuera el Sol, en ser fotografiada, y es hoy considerada la estrella más importante después de nuestra estrella. Numerosos estudios se han hecho sobre ella, desde tratar de explicar su pobreza en elementos con numero atómico mayor que el Helio hasta modelos sobre el abultamiento en el ecuador causado por la aceleración centrífuga.