Estados Unidos acusa formalmente a China por ciberespionaje

Estados Unidos acusa formalmente a China por ciberespionaje

Departamento de Justicia formalizó cargos criminales contra varios oficiales de gobierno chinos por hackear empresas estadounidenses.

Una de las formas más duras que las revelaciones de Edward Snowden golpearon al gobierno estadounidense es que ya no puede jactarse públicamente de ser un ejemplo a seguir en materia de respetar a otras potencias a través de Internet, en especial tras las revelaciones del espionaje a Petrobras o a Angela Merkel.

Pese a eso, el Departamento de Justicia de Estados Unidos formalizó cargos criminales contra miembros del ejército chino por realizar ciberespionaje económico contra empresas norteamericanas, siendo la primera vez que los EE. UU. realizan este tipo de acusaciones contra otro país.

Según el Fiscal General de los Estados Unidos, Eric H. Holder Jr, las empresas afectadas van desde acereras a empresas de energía nuclear y solar, señalando que en algunos casos una unidad militar de China hackeó empresas estadounidenses por la exclusiva razón de otorgarle una ventaja competitiva a empresas chinas privadas y estatales. Acorde a Holder:

El rango de los secretos económicos e información sensible robados en estos casos es significante y demanda una respuesta agresiva. El éxito en un mercado global debe estar basado solo en las habilidades de una compañía para innovar y competir, y no gracias al patrocinio de las habilidades de un gobierno para espiar y robar secretos comerciales.