Dos altos ejecutivos de Foursquare renuncian a la empresa

Dos altos ejecutivos de Foursquare renuncian a la empresa

El jefe de operaciones y el VP de desarrollo de negocio dan un paso al lado en el nuevo rumbo de la compañía.

La división de Foursquare no sólo pasa por el nacimiento de Swarm. La empresa también parece estar atravesando por una fragmentación en sus filas.

Dos de sus ejecutivos más importantes han anunciado que abandonan la compañía: el jefe de operaciones (COO), Evan Cohen; y el vicepresidente de desarrollo de negocio, Holder Lueford. Básicamente, se marchan el tipo que mira el día a día de la empresa y uno que se enfoca en atraer plata.

Tanto Lueford como Cohen han pasado más de cuatro años en Foursquare. En el caso del jefe de operaciones, ha dicho que su despedida se debe a motivos personales. “Estaba trabajando con poco combustible, francamente, y me hace sentido pasar la estafeta a un nuevo ejecutivo”, señaló Cohen, quien dejó como parte de su legado un gran acuerdo con Microsoft.

El cambio de Cohen ya estaba planeado desde hace seis meses, y será Jeffrey Glueck, ex CEO de Skyfire, quien tome su lugar. No obstante, la salida de Lueford ha ocurrido “de forma coincidente”, de acuerdo con Dennis Crowley, CEO de Foursquare. Lueford se va a trabajar a Postmates, una startup en San Francisco dedicada a entregas; y será sustituido por Mike Harkey.

Los cambios en la alta esfera de Foursquare llegan en una coyuntura muy específica en la que se está apostando por dividir la parte social de la aplicación de la parte de tendencias. Foursquare ha tenido que buscarse estos caminos nuevos en una era en la que la conectividad móvil ya es parte esencial de nuestras vidas, pero donde el auge de los servicios de geolocalización ya ha bajado.

Parece que Foursquare ya tiene el ojo puesto en otro mercado: específicamente, para pelearle a empresas como Yelp en el descubrimiento de servicios locales y recomendaciones. Quizá estemos frente al proceso de maduración que necesita la compañía para dar ese gran salto que le falta (o tal vez, y espero equivocarme, ante un par de precavidos que se han bajado del barco antes de un temible naufragio).