App.net, el intento de Twitter de pago está en sus últimas

App.net, el intento de Twitter de pago está en sus últimas

El intento de clon de Twitter de pago no puede hacer frente a gastos y su muerte está prácticamente anunciada.

Quizá no lo recuerdes, pero App.net se postuló hace tiempo como una forma diferente de microblogging, un competidor de Twitter que quería hacer algo diferente. En una nota informativa en su blog avisan que desde esta semana, ya no tienen empleados que se ocupen del código y desarrollo de la plataforma.

Están poniéndolo en frases bonitas, pero en otras palabras más francas, el proyecto de App.net está prácticamente muerto.

App.net intentaba ser un servicio como Twitter pero de pago. Así intentaban eliminar el problema de que tener que meter publicidad como Twitter ha ido integrando en los últimos años. Pero la verdad es que este proyecto siempre pareció estar enfocado a desarrolladores que a los usuarios finales, además de competir en un campo donde el pago por servicio no tiene ningún sentido. A principios de 2013 decidieron abrir el servicio a usuarios gratuitos. No pasó nada, agregarían usuarios, pero la verdad es que han pasado completamente desapercibidos por el público.

Las cuentas gratuitas solo podían seguir a un máximo de 40 personas, con acceso restringido a la plataforma de subir archivos que añadieron y para acceder un usuario de pago necesitaba invitarles. Es como si un club elitista abriese sus puertas a nuevas personas, pero solo podían acceder a un metro de la puerta, si querían ver más tendrían que pagar. Nadie estaba interesado en un servicio con tales limitaciones.

Pero la historia de App.net es en realidad la historia de como parece ser imposible competir con un clon de Twitter, porque competencia a Twitter existe y muy variada. Desde Snapchat hasta Facebook son competencia a Twitter y no les parece ir mal. Es el clonar un servicio para una élite cuando ya está disponible para todos lo que falla.

No podemos olvidarnos que App.net se lanzó en 2012 recaudando vía crowdfunding USD$500.000. Ahora su código fuente se hará de código abierto y el creador, Dalton Caldwell, indica que funcionarán de forma “indefinida”, es decir, hasta que no quede más dinero y tengan que cerrar el servicio.