Titanfall en Xbox 360, la versión que había que esconder [NB Opinión]

Titanfall en Xbox 360, la versión que había que esconder [NB Opinión]

¿Por qué si la conversión fue tan buena nunca se publicitó como correspondía?

Cuando Titanfall fue anunciado hace ya largos meses, siempre se resaltó -por parte de Microsoft especialmente- que Xbox One será LA plataforma del juego. Sí, también se dijo que saldría para Xbox 360 y PC, pero esas versiones generalmente pasaron desapercibidas. Especialmente la de Xbox 360, que hasta fue desarrollada por un equipo externo.

El asunto se hizo tan extraño con Titanfall en Xbox 360, que dicha versión realmente nunca se mostró al público. Luego de anunciar que Bluepoint Games estaría a cargo de hacer el port, lo que imperó fue un silencio absoluto por parte de las compañías involucradas. El lema implícito siempre fue “Titanfall y Xbox One”, el juego que realmente rompería el hielo y le daría el vamos a la siguiente generación de los shooters en primera persona.

No quiero cuestionar la calidad de Titanfall porque eso está fuera de toda duda; en nuestro Labs comentamos y opinamos acerca de la excelencia del juego y de la fórmula como un refresco importante para un género saturado. Pero lo que sí es cuestionable y comentable es todo lo que rodeó a la versión más pequeña del juego, un ninguneo gigante de Microsoft a la gran mayoría de sus usuarios.

Porque a día de hoy, esa gran mayoría de usuarios de la marca Xbox todavía juega en Xbox 360.

Y Titanfall, a tenor de lo visto, es una excelente conversión. Un trabajo casi mágico de Bluepoint en el aspecto técnico. Más importante aún, la versión de 360 es un calco de las otras dos “superiores” en cuanto a contenido. Entonces, ¿por qué tanto secretismo? ¿Acaso temía Microsoft que Titanfall no funcionara como catalizador de ventas de la nueva consola?

Nada hace pensar que así no sea. Y ya lo anticipó Electronic Arts hace un tiempo, cuando comentaron sobre sus previsiones y realmente no creían que Titanfall moviera demasiadas unidades por ser semi-exclusivo. Más llamativo aún es que, contrario a lo que pasa cuando algunos juegos revientan las ventas en sus primeras horas, ni Microsoft ni EA hasta la fecha -un mes casi exacto- han dicho nada sobre las ventas de Titanfall.

Todo esto no hace más que pensar que Microsoft quiso “esconder” Titanfall de Xbox 360 de los ojos del público y así de alguna manera incentivar las ventas de Xbox One. Puede que les haya resultado, o puede que no tanto (me inclino a pensar lo segundo, dados los antecedentes). Pienso también que lo que ha hecho la compañía con sus usuarios de Xbox 360 ha sido algo canalla, aunque entiendo que de alguna manera hay que rentabilizar lo que se pagó por Titanfall. Porque obviamente, haberlo hecho exclusivo no fue gratis.

Titanfall en Xbox 360 resultó ser tan bueno, que parece como que Microsoft no quiso que nadie lo viera hasta que las copias de Xbox One se hayan vendido lo suficiente. Que triste.