Telefónica ataca a las aplicaciones de mensajería

Telefónica ataca a las aplicaciones de mensajería

El nuevo manifiesto digital de Telefónica deja clara su postura "anti aplicaciones VoIP actuales".

Telefónica ha lanzado un Manifiesto Digital en el que presentan las ideas y en lo que se basa Telefónica en esta nueva etapa en la que quieren ser esta nueva empresa de comunicaciones digital, alejándose de ese término “teleco” que tan viejo se ve hoy en día.

Te lo creas o no, dentro de Telefónica hay gente que intenta cambiar las cosas y hacerla una empresa más amena y abierta al mundo, pero sigue siendo una gran corporación internacional y como tal, siempre tendrá una mala publicidad. Es inevitable.

En este decálogo y/o manifiesto es el intento de hacer marca, de declarar públicamente a qué se atiene Telefónica como gran operadora mundial, y aunque hay partes muy interesantes, amigo mío, hay otras que son hilarantes.

Voy a centrarme sobre lo que dice en el mundo de la mensajería.

En la sección 02.c titulada como Promoción del desarrollo de aplicaciones y servicios de internet interoperables, Telefónica habla sobre las nuevas aplicaciones VoIP y el riesgo que son para el usuario. Se centra en la interoperabilidad, es decir, que las aplicaciones al no compartir una misma plataforma, no pueden llamarse entre sí.

Por el contrario, servicios de mensajería tan populares como WhatsApp, Viber o Line se basan en sistemas propietarios que no garantizan la interconexión.

Traducción: como operadora, tiene una plataforma abierta llamada… ¡tu teléfono! Puedes llamar a cualquier operadora del mundo sin tener que cambiar de aplicación. Pero el VoIP ha presentado tal riesgo para las operadoras, que ahora se esconden ante la interoperabilidad para intentar vender la idea de que las plataformas de VoIP como Skype son un peligro.

Realidad: No lo son. La verdad es que aunque aplicaciones como WhatsApp, Viber, LINE o Skype no operan entre sí, sigue siendo mucho más barato y sencillo descargarse estas diferentes aplicaciones que pagar los altos costes de llamadas entre operadoras y entre países. Pero también existe un fenómeno que parece Telefónica se olvidó, algunas de estas aplicaciones son consideradas como estándares entre usuarios, tipo WhatsApp para mensajes o Skype para videollamadas.

Telefónica acerca de los SMS:

La mensajería por SMS también está creciendo, muchas veces gracias a las innovadoras tarifas impulsadas por las operadoras de telefonía móvil, pero parece haber entrado en una fase de estancamiento e incluso de declive potencial.

Cierto, los SMS están creciendo, gracias a las tarifas planas de mensajes o de paquetes que dan entre usuarios. El motivo por el que estas operadoras dan estas “innovadoras tarifas” (intenta contener la risa) es porque reaccionaron tarde y mal ante aplicaciones como WhatsApp.

Todas las operadoras tienen una plataforma barata de mensajería, los SMS, pero decidieron durante décadas cobrar a precio de oro cada menaje enviado y recibido. Por eso WhatsApp triunfó, arregló un problema que todo el mundo conoce, el precio del mensaje, desaprovechando una plataforma disponible en todo terminal del mundo y convirtiéndola en irrelevante.

Tenemos que entender que las aplicaciones de mensajería han sido una catástrofe para las operadoras, dejando de ingresar millones de dólares al año por un negocio que se hace más pequeño.

Los responsables políticos y reguladores deberían tener en cuenta estas nuevas tendencias, concentrándose así en la promoción de estándares internacionales y abiertos para posibilitar la interconexión.

Aquí Telefónica está diciendo que los políticos y reguladores deberían tener en cuenta que estas aplicaciones no pueden constarse entre sí, apoyando otras que si lo hacen. Si,están hablando de Joyn, basado en un estándar de la GSMA pensada para que operadoras puedan intercambiar comunicaciones vía IP.

¿Qué paso con Joyn? Acabó en desastre y como ejemplo de como aplicaciones que salen de operadoras intentando contrarrestar otras, no son la mejor solución.

El documento es muy extenso y toca todos los principales negocios de las operadoras. Bravo por Telefónica por generar una opinión abierta y pública. El primer paso para cambiar algo es decir claramente en qué es lo que crees, de ahí ya podemos discutir en que pueden tener o no la razón.

Link: Telefónica