La policía de Londres bloquea 2.500 sitios con materiales falsificados

La policía de Londres bloquea 2.500 sitios con materiales falsificados

La organización anunció sus resultados en el marco de la celebración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual.

Cuando uno lee o escucha que alguna autoridad suspendió un nombre de dominio por problemas relacionados con propiedad intelectual, de inmediato piensa que se trataba de sitios de enlaces o descargas de software ilegal. En el caso de la Unidad de delitos contra la propiedad intelectual de la Policía de Londres (PIPCU por su sigla en inglés), el hecho no sigue esta línea.

La PIPCU hizo público que desde su lanzamiento, en septiembre de 2013, ha logrado suspender más de 2.500 nombres de dominios de sitios que comercializaban mercancía falsificada. Esto, como parte de la operación Ashiko, en la que trabaja de manera cercana con marcas de renombre. Cita como ejemplo que algunos de los sitios vendían – o pretendían vender – productos de marcas como Abercrombie, Hollister o UGG.

El director de la unidad, Andy Fyfe, declaró que este anuncio, hecho en el marco de la celebración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, formaba parte del compromiso de la PIPCU para poner freno a los delitos en materia de propiedad intelectual. Además señaló que sitios como los que han sido bloqueados, representan un riesgo también para los usuarios:

Los consumidores también deben estar conscientes que al acceder a sitios web como estos están corriendo el riesgo de que sus datos personales sean comprometidos y sean utilizados para otras estafas fraudulentas, así como la exposición de sus computadoras a software malicioso.

Sería deseable, además, conocer la lista de los nombres de dominio que fueron bloqueados, así como el proceso para lograrlo. Sobre todo porque los titulares de derechos de marcas comerciales tienen la oportunidad de disputar un nombre de dominio cuando consideran que alguien lo ha registrado con intenciones ilegítimas, a través de la Política Uniforme de Resolución de Disputas por Nombres de Dominio (UDRP, por su sigla en inglés). Lo interesante es que la UDRP, si bien puede parecer complicada, no hace obligatoria la participación de agencias policiales, aunque tampoco elimina la posibilidad de que sean abiertos procesos judiciales en paralelo a la resolución del conflicto.

Link: PIPCU