USAID aporta para implementar redes inalámbricas malladas en Cuba y Túnez

USAID aporta para implementar redes inalámbricas malladas en Cuba y Túnez

Las redes inalámbricas autónomas y descentralizadas le permitirían a los disidentes comunicarse entre sí sin depender de servidores centrales.

Un equipo de académicos y entusiastas de la computación que participaron en la revuelta del año 2011 contra el gobierno de ese entonces de Túnez (el puntapié inicial a la llamada ‘Primavera Árabe‘) han recibido USD$2,8 millones del gobierno de Estados Unidos para desarrollar en el país una red inalámbrica mallada.

En términos simples, esta tecnología es un tipo de red inalámbrica descentralizada donde todos los puntos de acceso están interconectados entre sí, creando una red en donde un nodo no solo manda sus paquetes de datos, sino que también traspasa los paquetes de datos de otros nodos que no se alcanzan a contactar directamente entre sí.

La idea de esta tecnología es que permitiría facilitar las comunicaciones entre los disidentes al entregar una forma más segura de comunicación que la Internet, pues si bien cualquiera puede interceptar las comunicaciones, se debe apuntar específicamente a la red, la que además debido a su naturaleza a nivel local, también evita los programas de espionaje de organizaciones como la NSA a través de Internet.

Sin embargo, los estadounidenses no solo quieren implementar este tipo de tecnología en el país árabe, pues también mediante la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) el gobierno norteamericano se comprometió con entregar USD$4,3 millones para implementar redes inalámbricas malladas en Cuba (el que actualmente se encuentra bajo evaluación).

USAID ha estado últimamente en el centro de la polémica en Estados Unidos porque se reveló que hace unos años atrás habían creado una plataforma similar a Twitter para incentivar el descontento político en la isla.

Link: New York Times