Las modas de barbas tiene relación directa con la economía y selección natural

Las modas de barbas tiene relación directa con la economía y selección natural

La preferencia por un hombre con barba, o sin ella, tiene un componente de selección natural.

Un nuevo estudio publicado en el Royal Society Journal Biology Letters ha llegado a dos conclusiones interesantes respecto a la tendencia entre los hombres a dejarse crecer la barba. La primera conclusión está directamente ligada con la selección natural y la segunda presenta una interesante línea de investigación.

El artículo concluye, después de someter a un grupo de control a examinar fotos de hombres con cuatro tipos de barba (sin barba, con poca barba, barba moderada y barba completa), que tanto los rostros con barba, como aquellos carentes de la misma, son más atractivos cuando la cantidad de vello facial es menos común.

Es decir, cuando los hombres del mundo se ponen de acuerdo para dejarse crecer la barba se alcanza, y amo el término acuñado, “peak beard”. Una vez alcanzado este punto, el clímax de la tendencia, donde desde actores de cine hasta banqueros y deportistas usan la barba el individuo que carece de la misma comienza a parecer más atractivo. Y viceversa.

Estamos hablando, entonces, que el atractivo de la barba sigue una preferencia dependiente de la frecuencia negativa y se especula que el ciclo de ida y venida de las barbas es de cerca de 30 años. La otra conclusión a la que se llegó es que el boom reciente de dejarse la barba se podría rastrear hasta la crisis financiera del 2008.

Según el estudio los hombres están tratando de atraer a las mujeres porque no pueden conseguir un trabajo, por esto algunos “aspectos de la masculinidad” se llevan hasta el extremo.

Después de la crisis del 2008 aumentó la popularidad de las barbas, hay evidencia que la popularidad de la barba aumentó después de la crisis de 1920, ¿aumentaron entonces las barbas en Grecia cuando su economía se fue al drenaje? ¿Habrá, entonces, una correlación entre el auge de la barba y la economía?

Link: Biology Letters