Reput, una red social para evaluar personas [FW Startups]

Reput, una red social para evaluar personas [FW Startups]

Tal como evaluamos una película o un restaurante, podríamos evaluar a personas.

Antes de ir a un restaurante o a ver una película, muchos suelen revisar las opiniones que existen sobre ellos, para elegir mejor. Así, evitamos los lugares con mala crítica y preferimos los que tienen mejores opiniones. Algo así es lo que intenta hacer Reputpero con personas.

“Poco a poco me fui dando cuenta de que lo que la gente hace en un momento o en un ambiente determinado no se conoce en otros círculos o no se recuerda, y eso hace que gente admirable no vea sus méritos reconocidos, mientras que otras personas disfrutan de un prestigio que, si se conocieran determinadas cuestiones, veríamos cómo no se merecen“, explica Jesús Carasa, uno de los fundadores de Reput junto a Víctor Brito.

Reput funciona como una red social, a la que se puede acceder vía aplicación para iOS y Android. “Hasta hoy teníamos que conformarnos con buscar en Google y encontrar lo que esos contactos decían de si mismos en las redes sociales. En Reput podemos acceder a las experiencias y las opiniones independientes”, asegura.

FW – Esto puede prestarse el sistema para abuso contra personas. ¿Cómo se regula eso?

Jesús Carasa – Aunque hemos dejado claro en los Términos de Servicio que Reput es una herramienta con fines positivos y para transmitir opiniones y experiencias de forma bienintencionada, al igual que en otros servicios, Reput puede ser utilizado de forma negativa.

Conscientes de este mal uso potencial que se puede dar de esta herramienta hemos desarrollado varios elementos para que ayuden a moderar el contenido. Uno de ellos es la posibilidad de votar si un comentario es cierto o no, para posteriormente mostrar una estadística acerca de la opinión de la comunidad acerca de la veracidad de dicho comentario.

Otro elemento de moderación es el sistema mediante el que cualquier usuario puede denunciar un comentario que vulnere las normas de uso.

FW – ¿Cuál es su modelo de negocios?

Jesús Carasa – Se trata de un servicio Freemium. Acceder a los espacios dedicados a nuestros contactos es gratis para todos y en ellos todos los usuarios podrán compartir y acceder a los comentarios compartidos por otros usuarios. Además podremos compartir el contenido fuera de Reput también de forma totalmente gratuita.

Por otro lado el servicio cuenta con una serie de servicios reservados a usuarios con suscripciones Premium. Podemos marcar a nuestros contactos como favoritos y acceder a su pestaña en la que tendremos una idea mucho mas rápida e intuitiva de la actividad que se haya producido en los espacios dedicados a debatir acerca de cada contacto (llamamos a estos espacios Reputs). En esta pestaña tenemos también acceso a nuestro Reput, en el que podemos ver lo que otros usuarios hayan dicho acerca de nosotros e incluso participar en las conversaciones. Por último, los usuarios con acceso a las funcionalidades Premium recibirán notificaciones cada vez que Reput de un contacto favorito (o el del usuario mismo) haya recibido un nuevo comentario.

FW – ¿Qué financiamiento ha obtenido el proyecto?

Jesús Carasa – No tenemos financiación. Este proyecto es una suma de mucho trabajo y magia con los escasos recursos de los que disponemos.

FW – ¿Qué ha sido lo más difícil de sacar adelante el proyecto?

Jesús Carasa – Quizá, lo mas difícil es diseñar un servicio que permita a sus usuarios comunicarse de una forma libre, independiente y privada al respecto de personas, que ni siquiera tienen por qué ser usuarios del servicio, sin que los datos personales de ninguno se compartan. Ha sido un trabajo de equipo entre ingenieros y abogados de diferentes países en los que hemos encontrado el equilibrio entre funcionalidad y restricciones legales.

En cualquier caso, creo que este proyecto está empezando y lo que tenemos por delante es lo mas difícil, vencer a la incomprensión y conseguir que la gente sea consciente de que Reput es solo un servicio de comunicación para que los usuarios puedan compartir entre sí sus opiniones y que cada usuario es absolutamente responsable de su comportamiento en la red (igual que cuando compartimos nuestras opiniones en nuestro propio sitio web).