Por qué es posible perder un avión en 2014

Por qué es posible perder un avión en 2014

El vuelo MH370 de Malaysia Airlines se perdió el sábado y todavía no aparece.

La NSA nos conoce la vida, los smartphones saben en qué lugar estás exactamente, pero un avión Boeing 777-200 con 239 personas a bordo puede desaparecer sin dejar pista sobre el mar de China, o quizás el golfo de Tailandia. El vuelo MH370 de Malaysia Arlines se perdió el 8 de marzo, y las autoridades no tienen una explicación sobre qué sucedió o dónde está el avión.

Es más, la investigación podría tomar meses o años para determinar qué ocurrió. En el caso del vuelo 447 de Air France, que cayó al océano Atlántico en 2009, se tardaron dos años en recuperar los datos almacenados en la caja negra.

Sea lo que sea que haya ocurrido, se cree que fue algo muy repentino. El capitán Zaharie Ahmad Shah, con más de 18.000 horas de vuelo, no envió ningún mensaje ni realizó un llamado de auxilio. Aunque parezca raro, no lo es totalmente: los pilotos están entrenados para lidiar primero con la situación y después comunicar – etapa a la que no se alcanzó a llegar.

Pero, ¿no había nada más rastreando al avión?

Radares

Los radares funcionan muy bien en tierra, pero tienen un rango limitado que no se extiende mucho sobre el mar, y no es posible instalar radares en medio del océano. Así, los aviones deben mantenerse en contacto a través de otros medios, reportándose periódicamente a través de radio. Cuando el avión está en la ruta entre estos puntos de reporte, el controlador aéreo solo tiene una idea general de dónde está la nave.

Si bien los sistemas de navegación de los aviones modernos usan GPS para navegación, éste solo le informa a los pilotos dónde están, pero no envía esa información al control aéreo, porque no hay conectividad (no hay torres de celulares ni nada por el estilo). Implementar un sistema para enviar información vía satélite sería una posibilidad, pero el costo sería muy alto como para que resulte viable instalarlo en todos los aviones a nivel mundial.

¿Y qué sucede con el WiFi? Posiblemente habría sido de ayuda si la nave hubiese ofrecido ese servicio, que implica instalar un dispositivo en el avión que envía señales a un satélite comercial, que luego envía la comunicación a tierra. Por ahora esto sólo se ofrece en algunas aerolíneas por decisión de cada empresa.

Aun así, hay esperanza de que radares militares o de gobierno puedan haber captado la presencia de la aeronave, considerando que lo más probable es que cuenten con tecnologías de rastreo en el mar. Posiblemente un barco, avión o satélite de gobierno haya visto pasar al vuelo 370. China desplegó satélites que captan imágenes en alta resolución para buscar el avión, aunque todavía no se han reportado resultados.

El océano

No sabemos qué ocurrió con el avión de Malaysia Airlines, pero es obvio que tiene que haber caído en alguna parte. Aunque un avión es muy grande, ya han pasado ya varios días y todavía no aparece una pista sobre dónde está. La primera explicación lógica es que como no se sabe con certeza dónde cayó la nave, se puede estar buscando en el lugar equivocado.

Es posible que el avión no se haya desarmado al impactar contra el agua y que se haya hundido, o bien que haya estallado en el aire y las piezas se hayan esparcido mucho debido al viento. Como sea, todavía no hay suficientes datos como para saber qué fue lo que sucedió, y las teorías son muchas, desde fallas técnicas a posible terrorismo.

Si bien hemos logrado muchos avances tecnológicos y el rastreo de aparatos es algo bastante constante en nuestra vida cotidiana, todavía es posible perder aviones completos. El hecho sigue siendo raro, y más para el Boeing 777, uno de los aviones con mejor historial de seguridad. Este el segundo incidente fatal en la historia de esta aeronave, estrenada en junio de 1995.

Links: Wired / Washington Post