Oculus y Facebook: ¿pierde o gana la comunidad crowdfunding?

Oculus y Facebook: ¿pierde o gana la comunidad crowdfunding?

Con la compra de Oculus VR, Facebook logra imponerse como una empresa que lejos de una red social, quiere crecer en lugares donde nadie creía que entrarían.

La compra de Oculus VR por parte de Facebook no es exactamente algo que se podría esperar de Facebook. Oculus Rift, esas “gafas” con dos pantallas que te hacen creer que estás viendo algo real en 3D, son una de las promesas en el mundo de los videojuegos, que ha logrado atraer a grandes como Valve.

Pero los inicios de Oculus estuvieron en la plataforma de moda, Kickstarter. Oculus logró alcanzar la marca de USD$2.437.429 de los backers, donadores que apostaron por este producto con su dinero y para crear algo diferente en el mundo de los juegos y de la realidad virtual.

¿Cómo se sentirán ahora esos backers? Esta es la gran ironía del crowdfounding, apoyas una empresa con tu dinero, en muchas ocasiones sin esperar nada a cambio, sin derecho a acciones, sin derecho a una recompensa más que la posibilidad de comprar el producto que apoyas. No es que la gente que donó a Oculus sean ingenuos, no creo que nadie que apoye un producto o servicio en Kickstsarter deba esperar nada a cambio porque estás apoyando una idea, para hacerla crecer, pero sin resultados.

Aun así, ver que la empresa vale dos mil millones de dólares y que nadie más que sus socios y los fondos de inversión que invirtieron a cambio de porciones de la empresa ahora se llevarán unos cuantos millones de dólares, te hace replantearte algunas de las aportaciones que se podrían hacer.

Sí, Oculus logró USD$2.4 millones por el 0,0% de la empresa gracias a los fans de un producto que nunca pudieron probar, que simplemente tenían la esperanza de que será un buen dispositivo y que aun con dos versiones betas limitadas, no se ha puesto a la venta.

Pero no deberías preocuparte, aunque figuras del mundo de los juegos como Notch, creador de Minecraft, están en contra de esta adquisición, Facebook no invierte tanto dinero para nada (cruzamos los dedos). Hay que ver a Facebook como algo más que una red social, de la misma forma que Google compró Android para convertirlo en lo que es hoy, Facebook puede hacer que Oculus sea el futuro de los juegos.

Eso si, la próxima vez que vayas a invertir dinero en algún proyecto de Kickstarter, recuerda que lo estás haciendo desinteresadamente.