Intel se enfocará nuevamente en las PC de escritorio

Intel se enfocará nuevamente en las PC de escritorio

por

En los próximos 3 años Intel espera ofrecer productos para PC que resulten en atractivas actualizaciones para los usuarios.

Actualmente muchos usuarios que poseen PCs y notebooks equipados con microprocesadores Intel Core de primera “Nehalem” y segunda “Sandy Bridge” generación, así como APUs AMD Athlon/Phenom II y A Series de primera “Llano” y segunda “Trinity” generación, están muy conformes con el rendimiento de sus equipos y no sienten la necesidad de actualizarlos por algún nuevo equipo basado en alguno de los microprocesadores lanzados en los últimos 2 años.

Para ser sinceros el rendimiento de los microprocesadores lanzados en los últimos 3 años casi no ha cambiado (hablamos de cifras inferiores al 10% en comparación con los CPUs del 2011), por lo que es entendible que muchos usuarios estén conformes con el rendimiento de sus “viejos pero efectivos” equipos, los que poco o nada tienen que envidiarles a los actuales (centrándonos únicamente en el rendimiento del microprocesador).

La falta de razones de peso para actualizar ha ocasionado que la venta de las PC y componentes asociados se desplome en los últimos años, tendencia que aparentemente no cambiará, a menos que los fabricantes de microprocesadores empiecen a ofrecer productos que posean un rendimiento significativamente superior al de sus antecesores, factor que despertará el interés de los usuarios por renovar sus viejos equipos.

Según se ha descubierto, Intel es una de las empresas que ha decidido cambiar su actual enfoque hacia los dispositivos móviles, enfocándose nuevamente hacia las PC de escritorio, incrementando significativamente su capital para marketing e investigación+desarrollo (I+D) en soluciones de alto rendimiento y tecnologías asociadas (CPUs, interconexiones, tecnologías de memoria y almacenamiento, etc), con el fin de popularizar nuevamente los equipos de escritorio.

Este cambio de enfoque al parecer ya dio inicio, por lo que se espera que en los próximos 3 años (del 2014 al 2017), los equipos de escritorio sean muy distintos a los actuales, ofreciendo nuevas tecnologías y un mucho mayor rendimiento.

Quizá un reflejo de este nuevo enfoque son los bruscos cambios en el calendario de lanzamientos de Intel, los que hicieron posible que se adelantara el debut de los microprocesadores Core Extreme Edition de cuarta generación “Haswell-E” (junio de este año) y que se acelere el desarrollo se sus sucesores: Core Extreme Edition de quinta generación “Broadwell-E”.

Esperemos que este cambio de enfoque, se refleje en productos que devuelvan el resplandor a las PC.

Link: KitGuru.

También pueden comentar en nuestro foro.