HTC One M8 [A Primera Vista]

HTC ha logrado un smartphone de una gama alta "premium" con un acabado muy bien logrado.

Este es el nuevo HTC One, la marca Taiwanesa lo marco como “M8” simplemente para diferenciarlo de la primera versión de 2013. HTC ha logró convertir el primer HTC One en uno de los mejores smartphones del momento, aunque las ventas no le acompañaron y con las menciones de problemas financieros, lograron lanzar un smartphone potente y bien diseñado para una gama alta muy competitiva.

En 2014, HTC One se presenta como un smartphone más avanzado, con grandes cambios internos y que intentará conquistar la gama alta. ¿Cómo renovar un buen smartphone sin tener que reinventarse completamente? Esta es una primera prueba de como HTC ha logrado dar la vuelta a HTC One, manteniendo elementos fundamentales.

Diseño

Sí, el diseño del HTC One M8 es diferente, más redondeado y algo más grande, pero sigue una línea de diseño que HTC ha logrado marcar como diferenciador. Los bordes más redondeados, con un tono metalizado y cepillado muy agradable al tacto y que en la mano se siente sólido y sencillo de sujetar. Es curioso, porque en terminales de acabado metalizado, las curvas suelen generar que se resbale de la mano.

Este cuerpo unibody de aluminio es ahora el 90% del chasis, en comparación con un 70% del HTC One original. Es un diseño más elegante, que en la edición gris que tenemos nosotros, lo convierten en la clase de dispositivos merecedores de una gama alta.

La pantalla de 5 pulgadas y de alta definición consigue muy buen control de colores y de brillo. Reproducir vídeos grabados con la cámara o directamente desde YouTube, sobre todo vídeos en alta definición, es una buena experiencia sin llegar a notar nada raro por la gestión de colores, como pasa en algunos tipos de pantallas.

En la parte superior tenemos una franja negra donde está el botón de encendido y ahí, escondido, el sensor de infrarrojos para poder controlar tu TV. Botones de volumen y de tarjeta MicroSD en el lateral derecho y un slot para la tarjeta SIM en el lateral izquierdo. En la parte inferior tenemos la conexión de auriculares y el puerto microUSB.

Uno de los factores importantes de HTC One es su sistema de audio, ahora renombrado a BoomSound. Mantiene los dos altavoces frontales y se escuchan muy bien. Claro, que en tema de audio en el mundo de los móviles la calidad es algo que brilla por su ausencia. En el momento en el que tienes dos altavoces frontales apuntando directamente a ti, te das cuenta que se puede escuchar música (a un volumen normal) con un móvil y no perder tanta calidad.

Cámara con profundidad de campo

Nadie esperaba algo así, si descartamos las filtraciones, claro. Pero HTC ha introducido un smartphone con dos cámaras, para lograr mejores fotos sin tener que recurrir a nuevos sensores muy grandes que romperían el diseño del terminal. Este HTC One tiene una cámara “UltraPixel” f2.0 y 28mm, que ayudada por una segunda cámara que agrega información de la toma como la luminosidad y la profundidad de campo, te permitirá tomar fotos, que después puedes reenfocar, como las cámaras Lytro.

Lo cierto es que las primeras pruebas de la cámara muestran sobre todo dos cosas: es rápida enfocando, pero realmente rápida y tomar fotos en situaciones de poca luz se hace mucho más fácil.

En definitiva, HTC One M8 es uno de esos smartphones “premium” que no se puede dejar pasar, de una gama alta que cuesta lo que cuesta, 729€ disponible desde mediados de abril. Es un precio muy alto por un smartphone de este tipo, pero estás pagando una tecnología que aun tiene que demostrar que realmente es capaz de hacer las maravillas que promete.