Escándalo por acoso laboral golpea a GitHub

Escándalo por acoso laboral golpea a GitHub

La programadora Julie Horvath denunció malos tratos dentro de la compañía.

La programadora Julie Ann Horvath reveló este fin de semana que se iba de GitHub, el servicio para registrar y trabajar en proyectos de software de forma colaborativa. En algunos escuetos tuits, dio a entender que su salida se debía a acoso laboral, explicando en mayor extensión en TechCrunch qué es lo que había ocurrido.

Según relata Horvath, la esposa de uno de los fundadores de GitHub comenzó a acosarla, por razones poco claras. La mujer le habría asegurado que tenía acceso a las conversaciones de chat los empleados y a sus trabajos, aun cuando ella no trabajaba para la compañía, y que a través de su marido, tenía influencia sobre la toma de decisión dentro de la empresa.

Horvath denunció el hecho a recursos humanos, pero en lugar de lograr una solución, solo escaló a un conflicto con el fundador mencionado, y su esposa siguió ejerciendo presiones.

GitHub publicó una respuesta asegurando que había suspendido al mencionado fundador, y que se estaba investigando la situación. El que la esposa del fundador tuviese acceso a tanta información, sin trabajar en GitHub, ha sido visto por varios como una seria falla de seguridad y privacidad dentro de la compañía. “La esposa del fundador discutida en reportes de medios nunca tuvo poder de contratación o despidos en GitHub y no volverá a ser admitida en la oficina”, señaló otro co-fundador, Chris Wanstrath.

Horvath señala en su relato que hubo más cosas que contribuyeron a su decisión de abandonar la empresa, tras haber comenzado a trabajar allí en 2012. A lo anterior se sumó un colega que le manifestó intenciones románticas, que tras ser rechazado por ella, comenzó a sabotear sus aportes a los proyectos en los que estaba trabajando.

También se quejó de una mala actitud en general hacia las mujeres, algo que la motivó a crear Passion Projects antes de renunciar, una iniciativa que destacaba las contribuciones de mujeres a diferentes proyectos. La idea “no era solo para reparar el mundo tecnológico”, sino también para “reparar GitHub y mejorar la red de apoyo de las mujeres que podrían estar experimentando situaciones similares”. Tras lo ocurrido, opinó que estaba equivocada en creer que podría mejorar la situación.

Links: TechCrunch/ Github