Fiscalía ordena no borrar e-mails de funcionarios públicos en Chile

Fiscalía ordena no borrar e-mails de funcionarios públicos en Chile

Un decreto aprobado en febrero buscaba eliminar la obligación de almacenar los correos por seis años.

El 27 de febrero se publicó en el Diario Oficial un Decreto Supremo [PDF] que permitiría a los funcionarios públicos borrar correos electrónicos, ya que se derogan una serie de puntos que obligaban a almacenar estas comunicaciones digitales.

El hecho ocurre justo antes del cambio de mando, que se producirá mañana martes, cuando Sebastián Piñera abandonará el cargo de presidente, que será asumido por Michelle Bachelet. El asunto podría generar problemas para la nueva administración, que podría quedar sin acceso a cierta información.

El decreto 77, correspondiente al Ministerio de Economía, data de 2004 y obligaba a los funcionarios a conservar los correos por seis años. La idea es que los mensajes quedasen como respaldo de las comunicaciones ocurridas entre organismos de gobierno y con ciudadanos.

Al derogarse, se abre la puerta a que se borren correos, y no haya forma de recuperarlos o solicitarlos a través de los mecanismos de transparencia. El nuevo decreto “genera una confusión legal innecesaria, y puede derivar en graves problemas para el correcto y continuo funcionamiento de los órganos. Hay que destacar que en el Poder Ejecutivo son muchas las decisiones y temas de importancia que hoy se gestionan a través de correos electrónicos institucionales, por lo tanto, borrarlos es poco conveniente y reñido con la transparencia”, explicó el coordinador legislativo de Ciudadano Inteligente, Álvaro Castañón a El Mostrador.

El gobierno de Piñera tuvo ya una discusión por correos electrónicos, cuando se le solicitaba al ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, revelar el contenido de unos 300 e-mails, para intentar obtener detalles sobre un proyecto de ley que apuntaba a mejorar el Sistema de Alta Dirección Pública. El Tribunal Constitucional falló a favor de Larroulet en esa oportunidad, impidiendo el acceso a esos correos.

Actualización:

El diario La Segunda publica que la Fiscalía frenó el Decreto Supremo 14, que es el que permitiría borrar los e-mails, en una orden de última hora enviada a La Moneda. La fiscalía menciona a algunos ministerios en específico, donde se están desarrollando investigaciones y se advierte que obstaculizarlas será constituyente de delito.

El Presidente Piñera respondió sobre este tema que “los correos personales, lo ha determinado tanto así la Oficina de Transparencia como la propia Corte Suprema, son personales. Pero todo lo que es oficial, naturalmente se queda”.

Actualización 2:

El Consejo para la Transparencia también asegura que no se pueden borrar los correos. “Yo creo que eso hay que matizarlo en el sentido de que el decreto deroga una obligación de los órganos –no de los funcionarios – de guardar estos repositorios electrónicos durante seis años, pero esto no quiere decir que exista la facultad de que los funcionarios borren la información“, afirmó a Cooperativa el presidente del Consejo Para la Transparencia, Jorge Jaraquemada.

Según esta interpretación, las instituciones debieran mantener un respaldo de los correos en los servidores igual.

Por mientras en Twitter se debate el tema bajo el hashtag borrandocorreos“.

Link: El Mostrador