[metroimage ids=”38-135658,38-135660,38-135662,38-135664,38-135665,38-135666,38-135669,38-135670,38-135672,38-135678,38-135681,38-135682,38-135684,38-135687,38-135689,38-135690,38-135693,38-135695,38-135696,38-135698,38-135701,38-135702″ imagesize=”large”]

YotaPhone renueva su cara con nuevo móvil en #MWC14 [A Primera Vista]

Un nuevo móvil y una nuevo año casi completo para esperar a que salga al mercado. Esto fue lo que nos causó al verlo.

Durante 2013 los rusos de Yota Devices sorprendieron al mundo con un nuevo dispositivo con pantalla de tinta electrónica en su parte trasera. Claro, tardaron un buen tiempo en ponerlo a la venta, pero igualmente lograron atraer muchísima atención de los medios y de compradores alrededor del mundo.

Ahora, en Mobile World Congress 2014, repitieron el truco presentando la segunda versión del famoso YotaPhone, un equipo con características muy llamativas.

A Primera Vista el nuevo YotaPhone acusa su estado de prototipo en numerosos detalles. Sus bordes no están bien alineados, y en medio de la demostración tuvo problemas un par de veces y terminó reiniciándose, pero es todo perdonable si consideramos que es un producto que todavía está en desarrollo y que fue preparado sólo para hacer un estreno adelantado en MWC.

De todas formas, esta carcasa de bordes irregulares se siente bastante bien en la mano. El tamaño, a pesar de su pantalla de 5 pulgadas y sus bordes pronunciados, es correcto y provoca que quede cómodo en la mano. Sus laterales son bastante curvos, lo que podría provocar algunos resbalones del teléfono en la mano — me pasó, y casi lo boto un par de veces — y su parte trasera también es muy suave, aunque eso tiene una razón de ser.

Por diseño, el equipo está hecho para quedar bien ya sea tomándolo por anverso y reverso, y así valerse de eso para usar la pantalla trasera que le hace ser especial sin mayor problema. Con un tamaño de 4.7 pulgadas, ese panel trasero de tinta electrónica ofrece ventajas notables para aquellos que necesitan tener acceso a información constantemente. Desde ella puedes leer libros electrónicos, noticias, tus RSS, tener una segunda pantalla de información útil como la hora y el estado del tiempo, y mucho más.

La resolución de esta segunda pantalla es mucho mejor que la primera versión del YotaPhone y es manipulable con gestos. Las acciones se ejecutan realmente rápido. Se siente la optimización del sistema y la integración de un SoC Snapdragon 800.

Si todo eso fuera poco, el nuevo YotaPhone integra además carga inalámbrica, NFC, un sistema anti-robo y mucho más.

A nivel de software el teléfono difiere muy poco de cualquier otro equipo Android. De todas maneras, se nota la optimización en este nuevo equipo, y eso hace que entre software y hardware la mejora se sienta realmente. Es un teléfono que está a años luz del primer YotaPhone.

Lo triste es que pareciera que tendremos que esperar años luz también por su llegada. Estará disponible en Europa y Rusia a fines de 2014, mientras que a otros mercados podría llegar en 2015… Lo mismo que pasó con el actual YotaPhone que se tardó tanto tiempo en llegar que al final parecía noticia antigua, y le entregó tiempo a numerosos fabricantes de accesorios para crear sus propias soluciones de tinta electrónica a nuevos clientes.

El nuevo YotaPhone es un gran teléfono y un gran cambio en el paradigma que asociaba a la marca con equipos novedosos con características de un gama media. El nuevo terminal es hoy un ganador, pero cuando llegue quizás no tenga el mismo impacto que hoy nos causa.