Pintura prehistórica protegerá a sonda europea del Sol

Pintura prehistórica protegerá a sonda europea del Sol

Solar Orbiter viajará al sol en 2017.

Un pigmento que utilizaban por los hombres de las cavernas será usado para proteger una sonda robot que irá a investigar el Sol, anunció la Agencia Espacial Europea (ESA).

Se trata de fosfato de calcio negro, que será aplicado sobre el escudo de calor del Solar Orbiter, una sonda que se lanzará en 2017 y que monitoreará la actividad solar. La pintura está hecha en base al carbón de huesos quemados o “carbón animal“, utilizado por los habitantes prehistóricos del sur de Francia hace 30.000 años para pintar la Cueva de Chauvet.

El material se eligió debido a varias razones técnicas, considerando que la sonda operará mirando directamente al Sol, soportando radiación y temperaturas que pueden llegar a los 520°C.

“Para mantener la absorción de la luz solar, y luego convertirla en radiación infrarroja para irradiarla de vuelta al espacio, el material de la superficie necesita mantener ‘propiedades termo-ópticas’ constantes – mantener el mismo color pese a los años de exposición a radiación ultravioleta extrema”, explicó Andrew Norman, especialista en materiales de la ESA.

“Al mismo tiempo, el escudo no puede perder material o emitir vapor, porque el riesgo de contaminar los instrumentos sensibles del Solar Orbiter. Y tiene que evitar generar una carga estática en el viento solar, porque eso puede generar una descarga disruptiva o incluso destructiva”, agregó.

Después de probar varias opciones, se determinó que este pigmento era la mejor alternativa. En la actualidad, la empresa irlandesa Enbio utiliza una versión moderna de esta pintura para cubrir implantes médicos de titanio, generando un efecto en el que la pintura se une al metal, sin desprenderse ni perder el color.

Link: ESA