Menéame podría mudarse o cerrar por la tasa a agregadores en España

Menéame podría mudarse o cerrar por la tasa a agregadores en España

La nueva Ley de Propiedad Intelectual en España amenaza la continuidad de Menéame.

La nueva Ley de Propiedad Intelectual en España podría ocasionar el cierre de Menéame, el popular agregador de noticias y enlaces de interés. En un comunicado publicado el domingo 16 de febrero, los responsables del sitio han declarado que, si bien aún no es pública la redacción final de la ley, hay suficientes motivos para considerarla como un problema para su servicio.

La Ley de Propiedad Intelectual propone multas de hasta €300.000 por supuestas infracciones de copyright. Uno de sus fragmentos más polémicos es la denominada “tasa Google”, que permite que los editores puedan solicitar una compensación económica a los agregadores por tomar un extracto de su noticia.

Esto, por supuesto, pone en la mira a Menéame. Mientras que sitios como Google indexan el contenido mediante web crawlers (o arañas, como se les conoce en español), las noticias que se publican en Menéame son propuestas por los usuarios del sitio, de modo que los administradores no tienen control sobre qué contenidos se están usando – y, mucho menos, tienen control sobre las potenciales infracciones de copyright.

En su posicionamiento, Menéame hace ver que los cinco medios de comunicación más enlazados por el sitio (El Mundo, El País, ElDiario.es, El Confidencial y La Información) obtuvieron 1.850.000 de visitas únicas tan sólo en enero de 2014, las cuales -de acuerdo con las estimaciones de Menéame- devinieron en €7.400 de ingresos directos por publicidad para dichos medios.

A esa situación hay que sumarle que Menéame ayuda a los sitios enlazados a mejorar su posicionamiento en buscadores (SEO), así como la divulgación en redes sociales, ya que los usuarios incrementar la difusión de las notas que se presentan en la portada del sitio entre 3 y 10 veces.

A reserva de conocer la redacción final del proyecto de ley, se anticipan algunos escenarios. La medida lógica sería bloquear a los sitios que formen parte del Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO). Otra opción que se plantean los administradores del sitio es transferir la web y el dominio a otro país.

“Si la tasa afecta a todos los agregadores independientemente de los sitios a los que se enlace, cerrar porque el pago de la tasa hará imposible siquiera cubrir los costes”, prosigue el comunicado.

Menéame se opone a la tasa, calificándola de “injusta, innecesaria y perjudicial”, en tanto inhibe el emprendimiento como viola el derecho a compartir o el derecho de cita. Mientras tanto, el sitio tomará medidas de precaución -aún no definidas- como solicitar enlaces alternativos a los usuarios cuando intenten publicar algo de los medios imputados.

Menéame tiene toda la razón. Es inadmisible que se intente explotar a terceros mediante supuestas violaciones al copyright que sólo benefician a los conglomerados de medios y que generar un ambiente de incertidumbre y temor mediante sanciones injustificadas. El beneficio que ha dado Menéame a tantos sitios -del cual he sido testigo- no sólo incide en los ingresos de los medios; también permite que los usuarios de Internet tengan voz en la creación de una agenda mediática diferente a la dictada por las empresas.

Es una pena que la ley español ponga contra las cuerdas a Menéame, en nombre de la avaricia y la voracidad de las sociedades de gestión. Ninguna de las alternativas (bloquear, cerrar o mudarse) es óptima para el servicio, pero de algo estoy seguro: Ricardo Galli y compañía, si han de hacer las maletas por culpa de una legislación draconiana, sepan que hay muchos países, medios y personas que estamos dispuestos a abrirles la puerta donde sea.

Link: Blog oficial de Menéame