La filosofía anti-publicidad de los fundadores de WhatsApp

La filosofía anti-publicidad de los fundadores de WhatsApp

Brian Acton y Jan Koum prometieron en 2012 no vender avisos en su app, y quieren mantener esa promesa.

WhatsApp prometió no vender avisos. Tampoco recolectan datos de los usuarios. Sus fundadores, Jan Koum y Brian Acton, consideran que la publicidad “no sólo va en contra de lo estético de una aplicación, sino que es un insulto a tu inteligencia y una interrupción a tus pensamientos”.

Tras la adquisición por parte de Facebook, una de las primeras sospechas era que esto cambiaría – después de todo, Facebook es una máquina publicitaria y quien más sabe de nosotros, quizás junto con Google -, pero Koum ha salido ha asegurar específicamente que no se agregará publicidad a la app.

“Absolutamente ninguna publicidad interrumpirá tu comunicación”, dijo Koum en una publicación oficial. Ante todo esto, el propio CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, señaló durante una conferencia telefónica el miércoles que “no creo personalmente que los avisos sean la forma correcta de monetizar los sistemas de mensajería”.

Ambos cofundadores tienen experiencia en el tema publicitario. Los dos trabajaron en Yahoo en la plataforma que mantenía la publicidad hasta 2007, cuando decidieron abandonar la compañía. “Lidiar con la publicidad es deprimente. No haces que la vida de nadie sea mejor al hacer que la publicidad funcione mejor”, dijo Acton en una entrevista a Forbes.

Siguiendo el mismo plan, el grupo tampoco nunca le hizo publicidad a WhatsApp. “El marketing y la prensa levantan polvo. Se te mete en los ojos y luego no te estás enfocando en el producto”, dice Koum.

¿Cómo ganarán dinero entonces? Es una pregunta que no se ha contestado hasta ahora, pero podría ir por el cobro directo, o de explorar otros modelos.

Facebook ha hecho un gran trabajo vendiendo publicidad, sin embargo, los avisos que muestra en las pantallas de los dispositivos móviles valen menos que los que se muestran en un PC. Esto, a pesar de que cada vez hay más personas dueñas de un equipo móvil. La lógica además nos dice que en una pantalla más pequeña hay menos espacio para publicidad, por lo que quizás los avisos directamente no son la mejor idea para un ambiente móvil.

Links: Quartz / WhatsApp / Forbes