Desarrollan nuevo concepto de batería de células de combustible

Desarrollan nuevo concepto de batería de células de combustible

por

El concepto llamado “batería de flujo de protones”, lograría baterías de célula de combustible de hidrógeno a menor costo y con mayor eficiencia.

Un investigador quiso diseñar una batería que remplace a las de ion de litio, pero con un rendimiento más alto, y a menor costo.

El concepto consiste en la integración de un electrodo de almacenamiento de hidruro metálico en una célula de combustible reversible, dice el Profesor John Andrews, de la Universidad RMIT Escuela de Aeronáutica, Ingeniería Mecánica y Fabricación, en Australia.

“Se trata de un sistema experimental que hemos utilizado en forma preliminar, para demostrar la viabilidad básica del concepto”, según el profesor John Andrews, cuya investigación fue publicada en una revista de ciencia.

El uso de hidrógeno implica el uso de la electricidad para descomponer el agua para producir hidrógeno y oxígeno.

En los sistemas convencionales, los iones de hidrógeno (protones H+) producidos inicialmente durante la electrólisis se convierten en hidrógeno gas, el cual luego se almacena en forma comprimida.

Andrews y sus colegas utilizaron el concepto de “batería de flujo de protones”, en el que los protones (H+) se combinan con los electrones en una aleación, y luego se almacenan en forma de hidruro metálico, en lugar de ser convertidos en gas hidrógeno.

El siguiente video explica de manera simple el funcionamiento de las baterías convencionales. Un repaso de los conceptos básicos, podría ayudarnos comprender mejor la particularidad del nuevo concepto del profesor Andrews. Por supuesto, no se trata del mismo concepto, pero hay similaridad en  cuanto a reacciones químicas.

“La innovación clave es combinar una pila de combustible reversible con este electrodo de almacenamiento integrado”, dice Andrews. Así, el dispositivo se convierte en realidad en algo más parecido a una batería.”

“Hemos eliminado en un paso, el pasar de los protones (H+) a hidrógeno gas, y así obtenemos nuestra hidrógeno directamente de un dispositivo de almacenamiento de estado sólido”, dice Andrews.

A pesar de lo prometedor del concepto, pero se necesitará más investigación y desarrollo para llevarlo su uso a la práctica. Según Andrews, aquello se lograría dentro de al menos 5 años.

Link: Abc.net.au

También puedes comentar en nuestro foro.