CERN estudia la construcción de otro colisionador de partículas

CERN estudia la construcción de otro colisionador de partículas

El sucesor del LHC sería siete veces más poderoso.

Expertos del laboratorio de física CERN están estudiando la construcción de otro colisionador de partículas que sería siete veces más poderoso que el actual LHCque descubrió el famoso bosón de Higgs o “partícula de Dios”.

“Ha llegado el momento de mirar más allá”, anunció la organización. Aunque el actual Gran Colisionador de Hadrones (o LHC por su sigla en inglés) todavía tiene para “al menos 20 años más”, es necesario pensar en un sucesor, dado que la construcción de la versión actual tomó unos 25 años.

El Gran Colisionador de Hadrones (o LHC por su sigla en inglés) es un laboratorio con forma de anillo de 27 kilómetros, construido bajo la tierra en la frontera entre Francia y Suiza. Se inauguró en 2008 y en 2012 logró identificar lo que se cree es el bosón de Higgs, una partícula teorizada en la década de 1960 que explica la existencia de la materia. Para encontrar la partícula, el aparato hace chocar rayos de protones a velocidades similares a la de la luz.

Hace un año, el LHC fue apagado para un mantenimiento de 18 meses.

El CERN comenzará un estudio de factibilidad para la creación del Future Circular Collider (FCC), que tendrá una circunferencia de entre 80 y 100 kilómetros. El laboratorio debiera ser capaz de lograr colisiones a energías en torno a los 100 teraelectronvoltios (TeV), en comparación a los 14 TeV que alcanza el actual LHC.

En paralelo al estudio del FCC, se realizará también una evaluación de un diseño alternativo que no sería circular, sino una línea de 80 kilómetros, llamado el Compact Linear Collider (CLIC).

Los estudios evaluarán las opciones y costos, y realizarán diseños conceptuales que estarán listos para 2018 – 2019, año en que se actualizará la estrategia europea de investigación de física de partículas.

“Un acelerador como este permitirá a la física de partículas empujar los límites del conocimiento todavía más”, afirma el CERN.

Link: PhysOrg