¿#Teacuerdasde el Siemens C66?

¿#Teacuerdasde el Siemens C66?

Hoy el post fue hecho por las sugerencias de nuestros queridos lectores.

En el post de hoy dedicado a nuestra sección #Teacuerdasde quisimos hacer uno complaciendo a nuestra audiencia, y para ello elegimos el producto que más “votaciones” obtuvo en las sugerencias de los comentarios de todos los posts hechos hasta la fecha. Más precisamente, en este caso se trata de la gran cantidad de menciones  que obtuvo en nuestro primer artículo de esta sección. Señoras y señores, hoy vamos a recordar al teléfono celular Siemens C66.

Allá por el año 2004 esta querida joya comenzaba a dar sus primeros actos de presencia entre nosotros. No tenía 3G, ni NFC, no se daba atención a los procesadores ni memoria RAM; Android o cualquier otro sistema operativo móvil ni se “escuchaban” todavía.

El Siemens C66 se destacaba por tener unas prestaciones muy buenas y avanzadas para su tiempo. Decir hoy que son 10 años pareciera como si fueran 40 o 50 en realidad.

Este smartphone de última generación teléfono se destacaba por tener una capacidad de registro de hasta 100 números en llamadas realizadas, 100 en perdidas y 100 en recibidas. Además de cronómetro, calculadora, conversor de divisas, tecnología Java, WAP 2.0, teclado predictivo T9, lista de recordatorios y una destacable batería de 600 mAh, la cual podía otorgarnos hasta 6 horas seguidas de conversación.

Su resolución era de 130 x 130 píxeles y soportaba hasta 65 mil colores. Un hito sin duda para el 2004. ¡Ahhh! y a no olvidarse de su conexión a Internet con una gran velocidad entre los 32 y 48 kbps.

Qué recuerdos aquellos. La típica frase “esos sí eran teléfonos“… llamaban y mandaban SMS, sin tantas vueltas. Y si se te caían, seguían funcionando como si nada. En cambio, si hoy se nos cayera algún phablet o smartphone grande…

El C66 también se destacaba por traer sonidos polifónicos — la competencia en ese entonces era entre monfónicos y los mencionados anteriormente, y también los MIDI tenían su espacio privilegiado —. Además de permitir el envío y recepción de los mensajes multimedias (MMS). Hoy basta con agarrar un móvil y mandar una foto por WhatsApp, pero en ese entonces era un punto a favor que no todos los gadgets lo tenían.

Otro de los puntos fuertes de este equipo era el sensor infrarrojo. El pasarse la información de un móvil “pegado” a otro era una característica que estaba siendo muy requerida y utilizada. Luego fue desplazada por la rápida adopción del Bluetooth. Aunque, nuevamente, hoy esto puede sustituirse con entrar a un servicio de mensajería instantánea y mandar información por ahí, o por correo electrónico desde — o hacia — nuestro smartphone.

Lamentablemente dispositivos como éste ya no se fabrican más.

Siemens Mobile era la división de Siemens que fabricaba teléfonos celulares, comenzando sus actividades en el año 1985. Contaba con buen soporte publicitario, algunos diseños destacados; y en ciertos productos sus precios no eran los más baratos. Igual, no le iba tan mal en sus comienzos.

Lamentablemente para la historia de la marca, si bien contaba con gran variedad de celulares, en 2004 el declive de Siemens comenzó a ser inminente. Su cuota de mercado era de 5,5% a nivel mundial en ese entonces. Estuvo tratando de soportar dicha crisis, pero en junio de 2005 se anunció la venta de la división Siemens Mobile a la taiwanesa BenQ. Desde ese momento, los celulares a producirse saldrían bajo la marca BenQ-Siemens. Pero las cosas siguieron empeorando, perdiendo 40% de su mercado al poco tiempo de esta estrategia.

El 29 de septiembre de 2006 BenQ Mobile — división de la que BenQ-Siemens dependía — se declaraba en quiebra total y se paralizaron sus producciones. Es así como el 31 de diciembre de 2006 todas las operaciones de la firma dan por terminadas. El último día de 2006, Siemens se se borra del mapa en el mercado de los dispositivos móviles.

Ésta fue nuestra nueva pequeña reseña realizada para #Teacuerdasde. Esperamos que haya sido de su interés, como así también haber complacido a buena parte  de nuestros lectores que se animaron a participar y traer al presente sus recuerdos “de oro”. ¡Recuerden que ustedes también pueden participar y dar recomendaciones sobre temas a colocar aquí!