Streaming por Twitch termina con servidores caídos y visitas de la policía

Streaming por Twitch termina con servidores caídos y visitas de la policía

Un grupo de hackers llamado "DERP" realizó ataques DDoS a múltiples servidores y un jugador llegó a estar esposado.

Una extraña tarde tuvo James “Phantoml0rd” Varga el pasado 30 de diciembre. Varga es conocido en Twitch por realizar streamings por la plataforma en la cual tiene más de 350.000 seguidores. 

El 30 de diciembre en la tarde estaba jugando partidas de LoL y DOTA 2. Generalmente la gente que se conecta para ver su streaming varía entre las 5 a las 15.000 personas pero en esta ocasión superó las 140.000 ganando un suscriptor cada un minuto aproximadamente. Cada subscripción cuesta $5.00 dólares que se reparten equitativamente entre Twitch y Varga. Estaba haciendo montones de dinero.

Es por eso, que un grupo de hackers (o una persona) que se hacen llamar “DERP“, quisieron ir en contra de él. O al menos eso cree James. Comenzaron a atacar todos los servidores donde jugó Varga durante el streaming logrando botar los servidores y páginas de EA, Battle.net, Club Penguin, League of Legends y DOTA 2. Los servidores llegaron a estar offline para todos los jugadores. Recordemos que solo LoL tiene unos 30 millones de jugadores activos al mes por lo que el ataque masivo fue de proporciones increíbles. Y todo por que el grupo (o persona) “DERP” quizás quería que Varga cerrara su streaming. James decidió no hacerlo a pesar de que le llegaron mensajes de amenaza ya que la cantidad de dinero que recibía era considerable y cada vez atraía a más visitas y suscriptores.

Las cosas se pusieron peor (y aún más extrañas) cuando un amigo suyo que trabaja en el departamento de policía de Los Angeles le dijo que su nombre había sido puesto en una lista de sospechosos y que iban patrullas a su casa. Alguien había filtrado la información personal de James.

“DERP” aseguró en su Twitter que ellos no fueron y no se sabe todavía quién lo hizo. Unos minutos después, Varga estaba esposado en el asiento trasero de un auto mientras 6 policías registraban su casa por un aviso de secuestro en el cual se indicaba que tenía cinco rehenes en su casa.

En sus Facebook, Varga dice que “estuve 30 minutos en la parte trasera de un auto de policía y me apuntaron con un rifle automático”. Después, fue dejado en libertad sin cargos en su contra. En la tarde del mismo día, recibió la visita de la policía local y el cuerpo de bomberos por otro llamado anónimo de alerta en su contra. Afortunadamente no pasó a mayores y pudo volver a continuar con su streaming.

Todo terminó bien para James y los servidores están funcionando sin problemas pero lo que preocupa es la capacidad de atacar servidores de juegos mundialmente famosos como LoL con decenas de millones de jugadores en el mundo sin ninguna razón. Es impresionante el poder que tienen algunos grupos (o personas) como “DERP” para realizar estos ataques y la incapacidad de las empresas de arreglar estas fallas gravísimas.

Link: Forbes | Polygon