Robot lagartija podría reparar naves en el espacio

Robot lagartija podría reparar naves en el espacio

La adherencia de las patas de un gecko funciona en la Tierra y en el Espacio.

La Agencia Espacial Europea (ESA) presentó un robot lagartija que podría funcionar en el espacio y ser utilizado para reparar naves en el futuro. Investigadores de la agencia y de la Universidad Simon Fraser en Canadá probaron el robot en el vacío y bajo temperaturas espaciales, demostrando que la adherencia se mantenía igual que en la Tierra.

El robot usado es conocido como “Abigaille” e imita la pegajosidad de las patas de los lagartos gecko, que cuentan con pequeños pelos de entre 100 a 200 nanómetros que permiten al animal adherirse a superficies.

“Hemos tomado prestadas técnicas de la industria microelectrónica para hacer nuestros propios terminales de patas. Las limitaciones técnicas implican que estos son unas 100 veces mayores que los pelos de un gecko, pero suficientes para sostener el peso de nuestro robot”, explicó el investigador Michael Henrey de la Universidad Simon Fraser.

Los métodos normales para adherir cosas no funcionan bien en el espacio. “El scotch, cinta adhesiva o sensible a la presión juntaría polvo, reduciendo su pegajosidad con el tiempo. También liberaría vapores en condiciones al vacío, lo que es un gran contra porque podría afectar a los delicados sistemas de las naves”, señaló Henrey.

“El velcro requiere una superficie contraria, y los ganchos podrían contaminar el medio ambiente de trabajo del robot. Los imanes no pueden pegarse a materiales compuestos, por ejemplo, y los campos magnéticos pueden afectar a instrumentos sensibles”, agregó.

Por este motivo, la adherencia tipo lagartija parece hasta el momento la más apropiada, y las pruebas experimentales indican que podría ser utilizable. La idea sería enviar un robot como Abigaille, que puede ser usado en diferentes operaciones y que podría ganar habilidades a través de actualizaciones de software, ya que en el espacio es difícil hacer cambios de piezas.

Link: ESA