[metroimage ids=”38-252010,38-252013,38-252017,38-252022,38-252027,38-252031,38-252034,38-252038,38-252041,38-252044,38-252049,38-252050,38-252052,38-252055,38-252058,38-252060″ imagesize=”large”]

Revisa las más hermosas esculturas en vidrio de los peores virus y bacterias

El artista responsable de estas esculturas es el mismo de las instalaciones de pianos en la vía pública de grandes ciudades.

El artista inglés Luke Jerram es reconocido por su iniciativa StreetPianos, la que consiste en instalar estos instrumentos en lugares públicos de ciudades como Sao Paulo, Santiago y Barcelona para que los transeúntes toquen música al tener un acceso libre a este caro instrumento.

Sin embargo Jerram no solo es reconocido por llevar la música de piano a las calles más transitadas de las grandes ciudades del mundo, sino que además por su sorprendente y hermosa colección de esculturas en vidrio de virus, enfermedades y bacterias.

Lo interesante es que el origen de esta instalación de arte proviene de un hecho bastante poco recordado: Los virus no tienen color, eso es solo una convención médica. “La pregunta acerca del coloreo en la biomedicina y su uso para difundir la ciencia es un tópico vasto y complejo. ¿Hay alguna convención respecto al color? ¿Cómo puede afectar nuestra percepción el elegir colores diferentes?“, señaló el artista.

Link: Glass Microbiology