Para la MPAA, Google Glass no es una amenaza para el robo de contenido

Para la MPAA, Google Glass no es una amenaza para el robo de contenido

La MPAA se enreda al decir que Google Glass no es un peligro para la piratería, pero sí los teléfonos móviles y las cámaras "en las monturas de gafas".

Si bien hace poco tiempo les informábamos del caso de un hombre demorado por portar sus Google Glass con graduación en una sala de cine, y luego fue liberado tras demostrar su inocencia; la MPAA ha hecho unas declaraciones un tanto curiosas al respecto.

Según un comunicado de la Asociación Cinematográfica de América:

Google Glass es una increíble innovación en el ámbito móvil y no hemos visto ninguna prueba de que es en la actualidad una importante amenaza que podría resultar en el robo de contenido.

Hasta aquí se entiende que las gafas quedan descartadas. Por lo que la responsabilidad y sospechas recaen en los smartphones y cámaras digitales. Para ello, la MPAA tiene su serie de medidas establecidas en caso de pillar a alguien grabando un film. Entre ellas, figura una “tolerancia cero” que prohíbe la grabación de audio y/o video, como así también la toma de fotografías.

En ese caso, los empleados del local correspondiente en donde se esté produciendo un fenómeno como los mencionados, deben de actuar rápidamente. Incluso, hasta se debe de notificar a la policía de inmediato en caso de ser necesario.

El tema es que, siguiendo con más declaraciones de la propia MPAA, se argumenta que:

Los ladrones de películas son muy ingeniosos a la hora de ocultar cámaras. Puede ser tan simple como colocar una capa o un sombrero sobre la cámara, o tan innovador como un dispositivo especialmente diseñado para ocultarlas (por ejemplo, una pequeña cámara incorporada en monturas de gafas o una cámara incorporada en la tapa de un recipiente de bebida).

Ok, entiendo pero no comprendo. Las Google Glass están exentas de presentar peligros para la piratería… pero cualquier cámara montadas en unas gafas sí lo son. ¿En qué quedamos?

La gente de TorrentFreak, entre otros, le preguntó a la MPAA sobre esta situación un tanto extraña para tener más detalles y aclarar un poco más el panorama, pero no recibieron ninguna respuesta hasta el momento.

Así que ya saben, pueden ir al cine con sus Google Glass; pero no con sus smartphones ni cámaras fotográficas… ahh, y tampoco con cámaras integradas en sus anteojos. Las paradojas que uno a veces no entiende ni comprende. Quizás ni la misma MPAA esté de acuerdo consigo misma.

Link: TorrenFreak