NVIDIA: AMD FreeSync será casi imposible de implementar en monitores de escritorio

NVIDIA: AMD FreeSync será casi imposible de implementar en monitores de escritorio

por

NVIDIA piensa que aunque FreeSync es viable en pantallas de notebooks, no lo será en pantallas de escritorio.

Hace un par de días AMD anunció FreeSync, su propia implementación libre que rivalizará ante la tecnología propietaria G-Sync de Nvidia, anuncio que no pasó desapercibido ante la creadora de G-Sync.

Los primeros monitores compatibles con la tecnología G-Sync llegarán a mediados de este año (entre abril y septiembre), por lo que Nvidia menciona sentirse halagada de que su rival muestre interés en las tecnologías de frecuencia de refresco dinámico de pantalla y en los beneficios que proporcionarán a los jugadores.

Pero los halagos se terminan allí, Nvidia señala que las pantallas para notebooks (como la usada en la demostración de AMD) cuentan con arquitecturas de visualización distintas a las de las pantallas para PCs de escritorio, así como también cuentan con una interfaz más directa entre el GPU y el panel LCD (estándares LVDS y embedded DisplayPort “eDP”), mientras que los monitores para escritorio usan otras interfaces como HDMI y DisplayPort, además de contar con un chip ASIC scaler situado entre el GPU y el monitor; haciendo casi imposible implementar funciones de refresco variables en ellos.

En vista de las limitaciones de los monitores de escritorio es que Nvidia desarrolló su tecnología G-Sync, la que sustituye al ASIC scaler (el que asegura no cuenta con funciones de refresco variable), por el módulo G-Sync, el que añade la tecnología de refresco variable a los monitores de escritorio.

Dado que el módulo G-Sync remplaza al ASIC scaler, G-Sync funciona con cables DisplayPort estándar, sin requerir de ningún nuevo tipo de cable basado en alguna nueva norma (G-Sync no es compatible con monitores HDMI o DVI), por lo que la empresa no tiene planes de implementar algún nuevo estándar de VESA para ofrecer una funcionalidad similar a G-Sync, pues ya cuentan con ella.

Nvidia también afirma que no permitirá que sus módulos G-Sync funcionen con GPUs rivales, dado que han invertido mucho tiempo y esfuerzo en construir una buena solución y no pretenden “trabajar para todo el mundo”, por lo que si sus competidores desean tener una característica similar en sus productos tendrán que contratar personal y trabajar en su desarrollo para darse cuenta (de lo que cuesta desarrollar una tecnología de ese tipo).

En conclusión, Nvidia reafirma que G-Sync será una tecnología exclusiva para sus GPUs (GeForce GTX 650 y superiores equipados con salidas DisplayPort) y no tiene intenciones de adoptar FreeSync, por lo que tendremos a ambas normas compitiendo por la preferencia de los usuarios.

Link: The Tech Report.

También pueden comentar en nuestro foro.