Nintendo y sus planes futuros: plataformas unificadas, móviles, y más énfasis en el control de Wii U

Nintendo y sus planes futuros: plataformas unificadas, móviles, y más énfasis en el control de Wii U

Satoru Iwata revela además que Nintendo no pretende dejar de fabricar hardware.

Con una reverencia de varios segundos por parte de Satoru Iwata, Nintendo ayer se dirigió a inversionistas y prensa en un informe trimestral que no fue uno cualquiera, dada la particular situación de Wii U. Iwata dedicó dos horas a explicar el análisis que la compañía hace de sus problemas, y las estrategias a adoptar a largo plazo para revertir el complejo estado de la Wii U.

Lo primero que aclaró Iwata es que Nintendo no pretende cambiar su filosofía, esa que han mantenido a lo largo de 125 desde su creación. Por lo mismo, no están por abandonar el mundo del hardware; al contrario, ya están en el proceso de investigación y desarrollo de nuevas plataformas en el futuro, tal y como lo han hecho hasta ahora. Lo que sí tienen claro es que el medio y la industria han cambiado, y Nintendo debe hacer gala de flexibilidad para adaptarse al nuevo entorno.

“Nintendo no es una compañía de recursos ilimitados. No podemos alcanzar una posición de ventaja simplemente imitando al resto y compitiendo en base a tamaño”, dijo Iwata. De la misma manera, para Nintendo tampoco es opción seguir una tendencia solo por popularidad. Lo que la compañía debe seguir haciendo es, a medio y largo plazo, “esforzarse para buscar un océano donde no hayan rivales y donde podamos crear un nuevo mercado con ofertas innovadoras”.

Wii U

Nintendo tiene más que claro que su problema actual se reduce prácticamente a lo que es Wii U. Aún así, la solución no es tan sencilla como bajar el precio, por lo que dicha medida por ahora no es una opción cercana. Y sí lo es “enriquecer y darle valor a una de las características más únicas de Wii U”, como lo es su control con pantalla integrada.

Iwata indicó que el problema principal se resume a que no se ha podido comunicar de manera precisa y satisfactoria las ventajas del nuevo control: “Las ventas actuales indican que esto se debe a una falta de esfuerzo por nuestra parte”. Corregir ese problema es una de las prioridades principales de la compañía, y eso se traducirá en un esfuerzo de marketing -aclararle a la gente para qué sirve la pantalla en el mando- y a la vez la creación de juegos que le saquen verdadero provecho al control, algo que será responsabilidad de Shigeru Miyamoto.

Paralelamente, de aquí al E3 se prepararán algunas características nuevas en base a ciertas propiedades del control. Una de esas será agregar un “arranque rápido” de la consola directamente desde el control, sin la necesidad de prender el televisor. La segunda buscará aprovechar de mejor forma el NFC del control, algo que hasta ahora está presente de forma muy limitada.

Para este año, se espera también la llegada de juegos de la Nintendo DS a la consola virtual de Wii U, proyecto que al parecer generó algunos problemas técnicos pero que “ya estamos seguros que podremos resolver de buena forma”. El lanzamiento de estos juegos, más la llegada del nuevo Mario Kart, deberían ayudar a que los números de la consola puedan mejorar.

El plan a mediano plazo

Iwata explicó también lo que Nintendo ha hecho a lo largo del tiempo: una vez que se lanza una consola nueva, se incentiva a los usuarios de su antecesora a que se pasen a la nueva y para ello se incluye retrocompatibilidad. Sin embargo, nunca hubo un “enlace” que relacionar a las consolas portátiles y de sobremesa; he ahí la creación del Nintendo Network ID como primer paso para un ecosistema “basado en cuentas de usuario, no en plataformas de hardware”.

Una vez asentado el esquema, ahora el siguiente paso es incluir nuevos dispositivos que no sean marca Nintendo, como los móviles. Sin embargo, el plan no es exactamente “llevar juegos de Mario a smartphones”, sino más bien “conectarse con todos los usuarios, incluso con aquellos que no tienen nuestras consolas, y explicarles el valor de nuestra oferta”. De esta manera, se podrá interesar a más gente a tener una plataforma marca Nintendo.

Pese a lo anterior, Iwata no descarta nada y dice que no se le pondrán muchos límites al selecto grupo de desarrolladores que trabaje en expandir la experiencia Nintendo a equipos móviles. Para Nintendo es clave que los productos a entregar sean algo realmente valioso y explícito de lo que es Nintendo, y eso perfectamente podría traer como consecuencia “la posibilidad de hacer juegos o utilizar a nuestros personajes” en móviles. Tal y como lo reportó Nikkei hace unos días.

Calidad de vida

Para cerrar, Iwata dio los primeros trazos de una nueva ramificación del negocio Nintendo. Sin entrar en detalles demasiado específicos, el presidente de Nintendo explicó que el enfoque es “redefinir lo que es el entretenimiento” y de la misma mejora, mejorar la “calidad de vida” (Quality of Life) de las personas. Para ello, lo principal es comenzar por la salud de la gente, “y aunque muchos puedan pensar en Wii Fit”, el nuevo enfoque utilizará temáticas que no han sido tocadas antes en títulos de Nintendo.

Iwata considera que el tema de la salud es algo que estará en boga de aquí hacia adelante, aunque la prioridad de muchas compañías parece estar en los dispositivos vestibles. Nintendo no pretende meterse en un mercado saturado y “competir a la fuerza”, sino más bien buscar su propio espacio de forma innovadora. “Mejorar la salud o la condición física requiere algo de esfuerzo de las personas, y es muy fácil tirar la toalla después de unos pocos días”; al parecer, la idea de Iwata va por el lado de utilizar los dispositivos y productos de Nintendo para ayudar a las personas a monitorear su propia salud, a la vez que ayudarlos a no perder el impulso de sus actividades.

Iwata se comprometió a entregar más detalles de esta propuesta a lo largo del año, para recién lanzarla entre abril del 2015 y marzo del 2016.

Link: Nintendo