La tecnología capaz de detectar sustancias de nuestro cuerpo

La tecnología capaz de detectar sustancias de nuestro cuerpo

Las lentillas de Google son un paso ante la detección de sustancias en nuestro cuerpo.

La reciente noticia de las lentillas de Google demuestran que para esta empresa, los dispositivos que puedes vestir van más allá a lo que puede ponerte en la cabeza (léase Google Glass). La realidad es que la miniaturización de la tecnología lleva consigo la posibilidad de hacer la tecnología prácticamente invisible.

Las lentillas de Google en realidad son un avance a un desarrollo de la Universidad de Washington y Microsoft Research. En este ejemplo que Google ha desarrollado, basándose en el trabajo de años de investigación, es para atacar una de las enfermedades que se podrían considerar como futuras epidemias como es la diabetes. Esta enfermedad con su debida medicación hoy en día permite a millones de persona vivir una vida completamente normal. Lo que Google ha creado es una forma de llevar tecnología capaz de decirte cuando tu nivel de glucosa no es el recomendado y mostrarte una alerta, algo que es un primer paso para una nueva generación de dispositivos que intentan que nuestra vida sea más sana.

Si todas estas pulseras “cuantificadoras” como FitbitNike Fuelband es un intento de hacer que te muevas más gracias al poder la masa contra la que compites, esta tecnología intenta que cualquier problema de medicación sea casi invisible. Pero Google no está sola en este campo, la tecnología y la industria médica siempre van de la mano.

El caso de que Microsoft y la Universidad de Washington llevasen años investigando este tipo de sistemas es solo una pequeña porción de la investigación en este campo, y que nos ha recordado que hay mucho más trabajo entorno a la diabetes.

En realidad ya hay alternativas menos invasoras que unas lentillas, desde luego no tan avanzadas, pero existen dispositivos especialmente diseñados para medir el nivel de glucosa en la sangre, como las miles de modelos específicos que existen y que todo diabético tiene o ha tenido que tener.

Pero llevado a un punto diferente con nuestro smartphone está el medidor de glucosa portátil iBGStar, que se conecta a un iPhone o un iPod Touch para medir la diabetes en sangre. Es el tipo de accesorio que normalmente no piensas que exista, pero ahí está. Mediante este accesorio y una aplicación, es capaz de medir el nivel de glucosa en sangre y mantener un historia de tus mediciones y fechas para tener un control más exhaustivo.

Este es un dispositivos que se ha vendido hasta en las Apple Store en 2012 como ejemplo de accesorios para iPhone.

Incluso Apple se comenta que está investigando en relación a la monitorización de la sangre de una forma no invasiva. Durante 2013 Apple contrató a algunos expertos de la empresa C8 MediSensors, que actualmente ya no opera. Pero hasta su desaparición, esta empresa creaba tecnología que era capaz de medir substancias del cuerpo, como el nivel de glucosa, aunque se podría lograr medir otras sustancias mediante la piel.

Se dice, aunque solo sea en rumores, que esta tecnología podría aparecer en algún“dispositivo vestible” de Apple, aunque por ahora es eso, rumores.

En el caso de las lentillas de la Universidad de Washington, la idea es crear unas lentillas que sean algo más que un medidor de elementos enn tu cuerpo, si no que se pueda convertir una pequeña pieza gelatinosa en un reemplazo para gafas en las personas que sufren un defecto en la visión. También poder añadir información extra mediante la ya aparentemente anticuada realidad aumentada.

El futuro de una tecnología muy personal

En Tu futuro, controlado por sensores (Fayerwayer, marzo de 2013) escribí sobre como tu futuro está altamente relacionado con diversos sensores insertados en los dispositivos que te rodean, pero quizá estaba completamente equivocado y estos sensores podremos llevarlos ya no solo en nuestro cuerpo o “vestirlos”, si no directamente en aquellas partes del cuerpo que estén relacionadas como con la visión.

¿Qué podemos esperar de tecnologías como estas? Tan solo la imaginación puede poner un límite a lo que es posible, casos como estos nos demuestran que estamos muy cerca de alcanzar un nivel de conocimiento de nuestro cuerpo bastante alto con tan solo un par de accesorios tecnológicos.

Pulseras y sensores capaces de monitorizarnos, pequeños dispositivos que intentan mostrarnos en cada momento donde nos hemos movido. Nuestro cuerpo no es más que otra herramienta que usa nuestro cerebro para llevarnos del punto X al punto Y, para interactuar y conseguir la información que necesitamos.

Si se logra que la tecnología esté integrada en nuestra vida hasta el punto de no darnos cuenta de que está ahí, que la vestimos o que incluso la usamos para elementos básicos como es ver, escuchar o sentir, esta misma tecnología nos puede ayudar a que nuestra vida sea mucho más sencilla.

No son más que herramientas, de la misma forma que otras piezas de tecnología en su tiempo lo fueron como la rueda, el punto de apoyo para mover grandes cargas o los avances en transporte. Estos avances lograrán detectar cuando algo en nuestro cuerpo no funciona como debería, nos ayudarán a saber cuando estamos consumiendo demasiado de una sustancia concreta, nos ayudará a mantener un reporte detallado de lo que está pasando en nuestro cuerpo. Ya es nuestra conciencia la que debe decidir si hacer caso.