Gobierno de EE.UU. estaría preparando cambios a la NSA

Gobierno de EE.UU. estaría preparando cambios a la NSA

Un plan de reestructuración podría ser anunciado la próxima semana.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está pensando seriamente en reestructurar la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) después del escándalo de la vigilancia masiva, según publica el Wall Street Journal citando a fuentes cercanas al proceso.

El plan de reestructuración podría ser dado a conocer la próxima semana, y entre las modificaciones incluiría mayor protección para personas que no son ciudadanos de Estados Unidos.

Según el periódico, las reformas definirán la función de la agencia en los años futuros, y sus decisiones probablemente generarán reacciones encontradas entre los grupos afectados, en medio de un ambiente muy polarizado tras las revelaciones de Edward Snowden.

Los grupos de libertades civiles y las empresas tecnológicas han reclamado para frenar el espionaje, mientras jefes de inteligencia y algunas firmas de telecomunicaciones han presionado para mantener la situación como está.

El grado en que se modificarán las prácticas de vigilancia dependerá de si Obama decide adoptar algunas de las reformas clave propuestas por el panel de investigación de la NSA. Entre estas, figura que EE.UU. debiera ofrecer protecciones de privacidad a los ciudadanos que no son estadounidenses.

Tomar esta medida sería un cambio significativo en la postura del país, que hasta el momento no había considerado al resto del mundo hasta que se desató la indignación de Europa y Brasil, entre otros lugares, luego que se revelara que EE.UU. había estado espiando hasta a los países considerados aliados.

Otra recomendación del panel fue crear un cargo de “defensor de asuntos de privacidad”, quien argumentaría a la corte secreta FISA en favor de la privacidad. La corte toma las decisiones en la actualidad solo en base a los argumentos entregados por el gobierno.

También se propuso que en el caso de la recolección de metadatos de llamadas telefónicas, las compañías deberían resguardar los datos, y no la NSA. Así, si la autoridad necesita un dato telefónico, deberá pedirlo ante una corte probando una sospecha razonable.

El panel además recomendó terminar con la práctica del FBI de pedir información a través de “cartas de seguridad nacional”, que no requieren ser visadas por un juez.

La próxima semana, miembros de este panel de investigación darán su testimonio ante la Comisión de Justicia del Senado.

Link: Wall Street Journal