Agentes federales detienen a una persona por llevar puestas sus Google Glass en el cine

Agentes federales detienen a una persona por llevar puestas sus Google Glass en el cine

Se trató de un hombre que las llevaba siempre puestas porque lo usaba como anteojos ópticos.

Una nueva escena “de película” — nunca mejor dicho — han protagonizado las Google Glass. Un hombre fue con su esposa al cine a ver una película. Luego de una hora comenzado el film, un sujeto masculino se le acerca mostrándole una placa e inmediatamente le arrebata sus gafas y le pide que lo acompañe afuera, donde lo esperaban otros agentes y guardias del cine.

El afectado les explicó que sus gafas tenían cristales con aumento y por ello siempre las llevaba colocadas, como así también que al momento de haber entrado al cine había apagado las Glass. A pesar de ello, no sólo no los convenció con su explicación, sino que además le arrebataron su smartphone.

El sujeto fue sometido a un interrogatorio en el que se le solicitaba información acerca de dónde vivía, en qué empresa trabajaba, qué sueldo tenía o cuántos equipos informáticos tenía en casa y, una y otra vez, le exigieron que les confesara el motivo que lo había impulsado a grabar la película a escondidas; cosa que él negaba rotundamente haber hecho.

Es así como tras un buen rato de insistencia, uno de los agentes decide agarrar las Google Glass y encenderlas. Al revisarlas comprueba que los archivos que poseía en ellas eran fotos con su mujer y su perro. Con esto quedó comprobada la inocencia del sujeto.

Un representante del cine se acercó rápidamente para pedir disculpas por lo sucedido, y como forma de “arreglo” le regaló cuatro entradas para ver las películas que desee.

Como dice el dicho, la realidad ha superado a la ficción en esta ocasión.

Actualización:

La víctima de esta situación aclaró que no eran agentes del FBI, sino que del Departamento de Seguridad Nacional, otro tipo de agentes federales.

Link: The Gadgeteer