Estudio asegura que manejar hablando por celular no causa accidentes

Estudio asegura que manejar hablando por celular no causa accidentes

Sin embargo, si tienes que contestar el llamado o manejas enviando mensajes de texto tus posibilidades de terminar incrustado en el volante de tu auto son muy altas.

Un interesante estudio sobre el impacto de la interacción con dispositivos electrónicos durante la conducción confirma que conducir mientras se utiliza un móvil — ya sea para mandar un SMS, buscar un número en la agenda, cambiar la canción o lo que sea que hagas mientras te desplazas — es un factor de riesgo que podría redundar en un accidente vehicular o, al menos, en una salvada de último segundo que hará que pase toda tu vida frente a tus ojos.

Hasta aquí nada nuevo, pero este mismo estudio — realizado por el Virginia Tech Transportation Institute — asegura que el hecho de hablar por teléfono mientras manejamos no es algo que aumente tus posibilidades de chocar. Ir con la vista fija en el camino y hablando durante la conducción no provoca ningún problema ni te distrae… Eso sí, todo lo que implica tomar el teléfono y contestarlo marca momentos críticos donde los accidentes se pueden provocar.

El estudio no hace distinción entre si las conversaciones eran desarrolladas a través del equipo o usando dispositivos manos libres.

Durante el periodo de pruebas fueron usados vehículos con cámaras de video, GPS, aparatos para medir la velocidad y la aceleración, sensores para detectar la uniformidad del desplazamiento del auto en una pista y otros medidores que fueron aplicados a un grupo de 42 jóvenes que recién sacaban licencia y 109 adultos con un promedio de 20 años como conductores.

Los resultados muestran que en el primer grupo las posibilidades de un accidente vehicular mientras se busca el móvil para contestar un llamado o marcar para generar uno suben en un 700%, mientras que si están mandando o recibiendo mensajes las posibilidades suben un 400%. Esto se aplica en equivalencia a los riesgos que podrías generar si comes tras el volante.

En el segundo grupo, los adultos mostraban un aumento en el riesgo de conducción mientras generaban o recibían llamados,  aunque es importante aclarar que el periodo de trabajo de este grupo no existía una adopción masiva de la mensajería de texto, por lo que sólo era mejor aceptada por jóvenes. Hoy en día nada indica que los riesgos no sean equivalentes en ambos segmentos etarios.

Independiente de lo que diga este estudio, ten en cuenta que casi en todos los países existe una normativa legal que impide el uso de móviles durante la conducción… Y por algo existe. No existen muchos llamados lo suficientemente importantes como para que no puedan ser devueltos un poco más tarde. Si tuvieras que contestar por obligación, busca una calle lateral y/o detente en una zona segura para continuar la conversación. No arriesgues tu vida, la del resto, o una abultada multa por una tontería.

Link: Yahoo!