PlayStation 4 en el mundo real [NB Labs]

PlayStation 4 en el mundo real [NB Labs]

Una semana con la consola en las manos para responder a la pregunta: ¿Cumplió Sony con las promesas next-gen?

Probar la PlayStation 4 en un entorno cerrado y viendo cómo un desarrollador juega con la interfaz y las diferentes opciones es una cosa; pero probar la misma consola en un ambiente más “común” ya es otra, pensando siempre en los potenciales problemas que se esconde detrás de las demostraciones controladas. Por lo mismo, quisimos echar un vistazo a algunas de las principales características de la consola en el mundo real (léase: conexiones a internet terrenales) y ver cómo esta se comporta al compararla con su antecesora.

PlayStation Store

El diseño actual de la Store no es desconocido para nadie, ya que se trata de un calco de la más reciente actualización de la tienda en PlayStation 3. Sin embargo, y a diferencia de aquella versión, su rendimiento es bastante superior y cumple con los dichos de Sony que indicaban que esta tienda sería más rápida por estar tatuada en los fierros de la consola.

Más allá de que la carga del catálogo en pantalla es rápido, se debe mencionar que tampoco hay demoras considerables al dejar la “aplicación tienda” en segundo plano y moverse hacia otras cosas. En nuestras pruebas nos paseamos por varias aplicaciones -tienda, navegador, juegos- y los tiempos de espera fueron adecuados, sin mayores demoras.

Un navegador funcional

El navegador de la PlayStation 4 es básicamente lo que uno podría esperar de un browser para equipos smart: funcional para lo más básico, súper limitado en usabilidad para otro tipo de tareas más “pesadas” a la hora de navegar por internet.

En general, el contenido en HTML se muestra como debe ser. Los problemas llegan a la hora de ver videos o cargar contenido en flash, ya que la falta de un plugin específico genera muchos avisos de error al entrar a Youtube o sitios similares. Afortunadamente, la existencia de YouTube TV aliviana las cosas si es que tienen un teléfono móvil (y mientras llega la aplicación oficial para la consola).

YouTube TV (www.youtube.com/tv) es algo así como una versión del portal para televisores, que a su vez permite sincronizar con una segunda pantalla -teléfono o tablet- para buscar videos de manera más sencilla que en el navegador y con un control de consola. La sincronización es muy sencilla y solo necesita de un par de pasos:

  • Ir a las opciones de YouTube TV (a través del browser de la consola) y seleccionar “sincronización con otro dispositivo”
  • Se mostrará en pantalla un código QR o un código que deberá ingresarse en el móvil. Obviamente, escanear el código es lo más sencillo y funciona en Android, iOS, y Windows Phone.
  • Una vez sincronizados los dispositivos, solo es cuestión de seleccionar videos en el teléfono o tablet y pinchar en “Reproducir en TV”. Automáticamente los videos aparecerán en pantalla, siempre y cuando el navegador de la PS4 esté abierto (requisito primordial).

Compartiendo contenido

Tal y como lo prometió Sony, es bastante sencillo compartir contenido audiovisual desde la consola hacia el mundo. En estricto rigor, lo único necesario es tener una cuenta en los diferentes servicios disponibles para repartir el contenido por la red.

Twitch o Ustream

Las transmisiones desde Twitch (que fue el servicio que probamos) se pueden armar de manera bastante rápida una vez configurada la cuenta. Ahora, el rendimiento de la transmisión y de los mismos juegos estará siempre amarrado a la calidad de la red y a la velocidad que tengan contratada desde el proveedor.

En nuestras pruebas, el rendimiento fue dispar. Resogun en modo de un jugador aprueba con honores, pero no así una partida en línea de FIFA 14. En este caso, se debe principalmente a que la velocidad de subida de la conexión (512 kbps) es insuficiente para transmitir video con una calidad de imagen decente, y para que el juego en línea de quien transmite no ande a tirones.

Aún así, la sensación que deja es que esto es un problema específico de la calidad de la conexión. El uso de esta característica dentro de la consola no tiene mayores objeciones: los usuarios que ven el video publican comentarios directamente desde el chat de los servicios, y quien transmite los ve -con un par de segundos de retraso- en el recuadro exterior de la misma pantalla. Sencillo, pero eficaz.

Videos (y fotos) a Facebook

La sincronización de la cuenta con la red social por excelencia trae como beneficio añadido el poder subir los videos (y en general compartir cualquier tipo de contenido) a través de Facebook. Esta característica funciona tal y como se esperaría: sin pasos engorrosos ni nada por el estilo, sino con la simpleza de rellenar unos campos y poco más.

El editor de videos termina siendo muy útil para cuando sea necesario cortar los videos y mostrar solo lo más interesante de la sesión. En general, el proceso de corte es rápido y no es necesario ningún tutorial para entender cómo funciona dicha opción.

Voces y caras con la PlayStation Camera

La PlayStation 4 puede reconocer a través de la cámara a los usuarios que se colocan frente a ella y así activar el perfil y la sesión correspondiente. Además, también se le pueden dar órdenes de voz a la consola para iniciar juegos, entrar a la tienda, o a alguna opción específica.

Sin embargo, la experiencia de uso de esta característica es por lejos la más irregular de todas. Si bien la configuración inicial del rostro con la cámara estaba correcta -según la consola-, esta jamás detectó a nadie que se parara frente a ella y menos inició la sesión correspondiente. Esto se nos repitió en dos consolas diferentes, y en ambos casos las condiciones de iluminación eran suficientemente buenas como para que no sea un problema (de hecho, detectó correctamente las caras de los usuarios en la configuración inicial).

En cuanto a los comandos de voz, la mayoría de las veces funcionó de manera correcta. Iniciar a través de “PlayStation Store” o “Killzone Shadow Fall” no nos resultó problema alguno, pero palabras como “Knack” o “Resogun” a veces terminaban en nada. ¿Por qué? Probablemente por cuestiones de acento, aunque eso lo comprobaremos de mejor forma cuando podamos poner a un hablante de inglés nativo frente a la consola.

Con el idioma español no parece haber ningún problema al darle las siguientes órdenes: “Hacer captura de pantalla”, “Alimentación”, “PlayStation”, “Usuario”.

PSN Live Party

Por vez primera en una consola de sobremesa, los usuarios de PlayStation podrán experimentar las bondades de las salas de chat independientes de los juegos, lo que se traduce en diferentes usuarios conversando en una misma sala sin la necesidad de estar dentro de un mismo juego (como era la costumbre en PlayStation 3). Quienes venían de Xbox 360 ya estarán familiarizados con el sistema, pero para el resto de usuarios de consola puede ser una novedad bastante importante de cara a la experiencia de juego comunitaria.

Claramente, el esquema implementado por Sony es funcional y rápido en general; en dos o tres pasos se crea la sala y se empieza a invitar gente. Sin embargo, la calidad de lo que se oye no es tan buena como en el caso de la consola de Microsoft, algo que probablemente se deba a la (baja) calidad del audífono con micrófono, que no va más allá de un headset cualquiera de celular.

Afortunadamente, Sony tuvo la deferencia de utilizar un puerto estándar, lo que permite conectar cualquier audífono de otra marca. Probamos un sistema manos libres de un teléfono Nokia, y si bien la calidad de audio no mejoró sustancialmente, sí se escuchó la otra voz con algo más de volumen y potencia.

En este caso, la recomendación es clara: si tienen un buen headset, tiren el que viene incluido en la caja a la basura. Si no, inviertan un poco de dinero y compren uno mejor. El de Sony sirve básicamente para decir que viene de paquete en la consola y poco más.

Este headset USB de USD $25 mejora sustancialmente la calidad del audio respecto al original incluído en la consola.

Jugando a distancia con la PS Vita

La más reciente actualización de la portátil de Sony trae como agregado funcionar en tándem con la PlayStation 4 en dos modalidades: servir como segunda pantalla en algunos títulos, o bien utilizarse como pantalla remota para los juegos, sin la necesidad de un televisor.

En las condiciones óptimas -a un par de metros de distancia de la PS4- esta característica cumple su función sin problemas. El “pero” está en que los juegos se muestran en la Vita a 30 cuadros por segundo (o quizás menos en algunos casos), haciendo que la experiencia se resienta en títulos a 60 fps en la PS4. Aún así, ningún juego es injugable y particularmente no hemos tenido problemas para superar puntajes en Resogun jugando desde una habitación contigua. De muestra, un video.

En nuestras pruebas alcanzamos una distancia de aproximadamente 7 metros libres de paredes sin sufrir pérdidas de imagen ni cortes. Después de eso, la calidad del video claramente fue empeorando hasta hacerse injugable, hasta que se termina por perder la conexión con la consola. En cualquier caso, a menos que alguien viva en una mansión, no debería existir mayores problemas para sacarle jugo a la pantalla remota (y quien pueda pagar una mansión también puede pagar una segunda PS4).

Conclusión: Promesas cumplidas (en gran parte)

Definitivamente, la interfaz de la PlayStation 4 y su funcionamiento en general son un paso adelante respecto a lo que conocíamos por parte de Sony. No, la interfaz de PS3 no era totalmente mala y cumplía bastante bien con su propósito, además de ser bastante rápida al navegar. Sin embargo, en cuanto a rendimiento, esta nueva es superior, y en lo que respecta a diseño Sony parece haberse puesto al día con los tiempos que corren.

Actualmente, las trabas vienen por el lado de algunas aplicaciones ausentes. La aplicación de YouTube en consolas ya probó su utilidad antes: ¿cuánto tiempo tendrá que pasar antes que se libere una versión específica para la consola? Si bien YouTube TV hace bien el trabajo en el navegador, claramente no es el ideal. Y tampoco haría mal una aplicación de Facebook para controlar de manera más ágil las fotos y los videos que se publiquen desde la consola.

Las consolas modernas están constantemente en evolución, por lo que no se puede dar un veredicto tan categórico sobre un producto que no lleva ni un mes en el mercado y que con toda seguridad va a ser modificado en el futuro. Sin embargo, hasta ahora se puede decir sin problemas que Sony cumplió de buena forma con todas las promesas que hizo en cuanto a la máquina como tal. Es cierto que el catálogo de lanzamiento quizás quedó un poco al debe, pero esa es una discusión diferente.

Post data: Justo antes de cerrar esta nota, una bonita pantalla de error apareció para recordarnos que siempre hay algo que puede fallar. En este caso, fue al activar el reconocimiento facial desde el menú de configuración.

Post data 2: Lamentamos profundamente el spam realizado vía Facebook con las imágenes, pero fue la única manera de descargar las capturas directas que sacamos desde la consola.