Probando las PC Gamer con características similares a PlayStation 4 y XBox One

Probando las PC Gamer con características similares a PlayStation 4 y XBox One

por

El rendimiento de nuestras configuraciones propuestas para PCs gamer con configuración y precio similares a los de las consolas de nueva generación.

El mes pasado publicamos un artículo sugiriendo componentes para armar una PC gamer con características que en lo posible rivalicen con las de las consolas de nueva generación (Microsoft XBox One y Sony PlayStation 4), pero sin superar los USD$ 499.99 de XBox One. Muchos se preguntaban cuál de estas configuraciones propuestas ofrecería el mayor rendimiento, respuesta que por fin revelaremos.

Lamentablemente no cuento con exactamente los mismos componentes propuestos en las configuraciones sugeridas, por lo que remplacé algunos de ellos por componentes de similares especificaciones y/o rendimiento al de los propuestos, por lo que de todas formas los resultados que les presentaremos serán muy similares.

Empezamos describiendo los componentes de las 2 configuraciones sugeridas:

Tarjeta madre

Para la plataforma Intel usaremos la tarjeta madre ECS EliteGroup Z87H3-A4 v1.0A, la que, aunque tiene un nivel de precio superior a la tarjeta MSI Z87-G41 PC Mate propuesta en nuestro articulo inicial (precio USD$ 29.99 mayor), debe ofrecer un rendimiento virtualmente idéntico. Para la plataforma AMD si contamos con la tarjeta madre sugerida: Gigabyte GA-F2A88XM-HD3.

Microprocesador

No cuento con el microprocesador AMD Athlon X4 750K “Trinity-DT”, pero en su lugar usaré un APU A8-5600K underclockeado a 3.4GHz y con los gráficos integrados deshabilitados, configuración que entrega un rendimiento idéntico al del CPU Athlon 750K. Para la plataforma Intel usaremos el microprocesador Pentium G3220 “haswell-DT” propuesto.

Memoria DRAM

Sugerimos los módulos de memoria G.Skill Sniper Series 8GB (2x4GB), pero al no contar con ellos usamos 2 módulos de memoria Kingston HyperX Beast DDR3-2400 8GB underclockeados a DDR3-1866. Los 8GB adicionales de esta configuración, no debería afectar en lo absoluto el rendimiento de los juegos.

Tarjeta de video

Dado que no poseo la tarjeta PowerColor PCS+ AX7850 2GBD5-2DHPP sugerida, en su lugar usaré una tarjeta de video MSI Radeon HD 6950, a la que he desbloqueado sus 128 shaders ocultos, quedando con una configuración cercana a la del GPU Radeon HD 6970 (1536 shader processors), pero sin alterar la frecuencia de funcionamiento original.

El rendimiento bruto de la Radeon HD 6950 es superior al del GPU Radeon HD 7850, pero dada la optimización de algunos de los juegos de nueva generación hacia la arquitectura Graphics Core Next, hemos empezado a ver que en los más recientes juegos, esta última empieza a superarla, factor que eliminamos al desbloquear el GPU Radeon HD 6950, ofreciendo un nivel de desempeño similar en juegos next gen (aunque algo mayor en juegos anteriores).

Disco duro

Usamos un disco duro Seagate Barracuda 7200.10 640GB, el que a nivel práctico seria comparable al disco duro Toshiba DT01ACA050 500GB propuesto.

Otros componentes

Usamos una fuente de alimentación Rosewill R400-2DB 400W (algo inferior a la fuente Topower 450W sugerida), pero que fue suficiente para mantener establemente al equipo a pesar de que Radeon HD 6950 tiene un consumo mayor al de Radeon HD 7850.

En cuanto a los demás componentes (adaptador WiFi/Bluetooth), considero que no son relevantes en cuanto al rendimiento del equipo, por lo que las plataformas de prueba no cuentan con ellos. Por último usamos un monitor BenQ BL2400 24” 1080P.

Metodología de pruebas

Al igual que en nuestros anteriores reviews, usamos el sistema operativo Microsoft Windows 8.1 x64, al que no le hemos realizado ajuste alguno, a fin de reflejar el rendimiento que ofrecerá de serie a la gran mayoría de usuarios, usamos también la suite de seguridad Comodo, configurada en modo juego, y los controladores gráficos y para chipset y controlador de discos duros más recientes de Intel y AMD.

Dado que dentro de pocos días despediremos el 2013, que mejor que en conmemoración a ello realicemos pruebas con 13 juegos de diversas generaciones, los que hemos configurado a la mayor calidad gráfica posible, pero a la vez manteniendo un nivel jugable superior a los 30 cuadros por segundo a resolución Full-HD (1920×1080).

Damos inicio a la parte que más esperada de este análisis:

Rendimiento en juegos Next Gen

Iniciamos las pruebas con 6 juegos de nueva generación, los que están disponibles tanto para PC como para PlayStation 4 y XBox One (Injustice: Gods Among Us no está disponible para XBox One).

Assassin’s Creed IV: Black Flag
Configuramos el juego a su máxima calidad, alisado FXAA y HBAO+: bajo. Aquí los resultados:

Ambos equipos se comportaron de forma muy similar en este juego, el que incluso ofrece una tasa mínima cercana a los 30 cuadros por segundo.

Battlefield 4
Configuramos en juego en su valor prestablecido alto. Aquí los resultados:

Uno de los pocos juegos existentes que aprovechan más de 4 hilos de procesamiento, por lo que no es de sorprender el que Athlon X4 750K se haya impuesto.

Call Of Duty: Ghosts
Configurado a calidad máxima, alisado FXAA y Fur desactivado. El rendimiento de la versión de serie del juego es muy malo con microprocesadores doble núcleo, problema que se soluciona con los más recientes parches para el juego, los que usamos en nuestras pruebas:

Al igual que con Battlefiel 4, al parecer los microprocesadores doble núcleo empiezan a perder terreno con los juegos Next Gen.

FIFA 14
El menos exigente de los juegos probados, aún a su máxima calidad, desborda de cuadros por segundo. Aquí los resultados:

El único juego de esta comparativa en el que se aprecia una relativamente holgada diferencia a favor de la plataforma Intel.

Injustice: Gods Among Us
Configurado a su máxima calidad. Aquí los resultados:

Ambos equipos mostraron exactamente el mismo rendimiento con este juego.

Tomb Raider
Configurado a calidad Ultra (textura y lod scale), alta (shadow resolution y reflection quality) TressFX, 16x anisotropico, normal (SSAO, depth of field y SSAO) y alisado FXAA. Aquí los resultados:

Ambas plataformas mostraron el mismo rendimiento.

Rendimiento en juegos pre – Next Gen

A continuación, presentamos 7 pruebas más con juegos DirectX 11 de generación anterior:

Alien VS Predator
Configurado a calidad Máxima. Aquí los resultados:

Ninguna de las plataformas tiene problema alguno en mover este viejo título en su configuración máxima.

Batman: Arkham Origins
Configurado a calidad máxima, lo probamos tanto con PhysX activado como desactivado. Aquí los resultados:

Empate entre ambas plataformas. Al activar PhysX ninguna de ellas es capaz de ofrecer una calidad jugable a máxima calidad gráfica.

Crysis 3
Configurado a calidad alta, especificaciones del sistema alta y alisado FXAA. Aquí los resultados:

Vemos un empate virtual entre ambas plataformas.

F1 2013
Configurado a calidad Ultra, 8F16X EQAA. Aquí los resultados:

Aunque en promedio ambos equipos empatan virtualmente, la plataforma AMD ofrece una tasa de cuadros por segundo mínima 10% superior.

Grid 2
Configurado a calidad Ultra, probamos tanto el ejecutable estándar como el acelerado por AVX. Aquí los resultados:

Ambas plataformas ofrecen prácticamente el mismo rendimiento. El ejecutable con soporte al juego de instrucciones AVX no muestra superioridad sobre el ejecutable estándar.

Metro Last Light
Configurado a calidad alta, AF 4x, motion blur normal, teselado normal y PhysX normal. Aquí los resultados:

Ligera ventaja de la plataforma AMD.

Sleeping Dogs
Configurado a calidad extrema, alisado extremo, calidad de textura en alta resolución, sombras en alta calidad, SSAO y motion blur en normal, y densidad de mundo en extremo. Aquí los resultados:

Empate virtual entre ambas plataformas.

Conclusiones

Se empieza a ver que los microprocesadores doble núcleo empiezan a perder terreno en los juegos Next Gen, panorama que probablemente se acrecenté con el pasar de los meses, conforme vayan saliendo juegos con cada vez mayor demanda tanto gráfica como de hilos de procesamiento (juegos basados en el API Mantle usaran entre 4 y 12 hilos de procesamiento), por lo que dada dicha tendencia, conviene ir pensando en al menos un microprocesador cuádruple núcleo para una plataforma gamer.

En cuanto a los juegos pre Next Gen, tenemos que muy pocos de ellos hacen uso de más de un hilo de procesamiento, por lo que el número de núcleos casi no tiene impacto en el rendimiento.

Ambas plataformas gamer sugeridas son capaces de mover los actuales juegos a 1080P y muy buena calidad gráfica, de momento (ello podría cambiar en el futuro) mostrando un rendimiento muy cercano al de las consolas de nueva generación (aunque con algo de trabajo en ajustar manualmente la configuración); además pueden ser mejoradas con microprocesadores de mayor potencia a fin de cubrir los requerimientos de futuros títulos.

El amplio número de títulos probados bastarán para que saquen sus propias conclusiones sobre cuál de ambas plataformas gamer sub USD$ 500 es mejor.

¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!

También pueden comentar en nuestro foro.