Murió Mijaíl Kaláshnikov, el padre del fusil AK-47

Murió Mijaíl Kaláshnikov, el padre del fusil AK-47

El rifle es un ícono hoy en día en todo el mundo debido a su bajo precio y alta fiabilidad.

Tras haber sido hospitalizado el pasado 17 de noviembre por una hemorragia gástrica, a los 94 años de edad falleció en Izhevsk, Rusia, Mijaíl Kaláshnikov, el creador del icónico fusil de asalto Автомат Калашникова образца 1947 года (Avtomat Kaláshnikova modelo 1947), más conocido en todo el mundo por su acrónimo AK-47.

Durante la Segunda Guerra Mundial, cuando Kaláshnikov fue herido de bala en la batalla de Bryansk en 1941, aprovechó su estadía en el hospital para diseñar los cimientos del rifle que se convertiría en la principal arma ligera del Ejército Rojo durante la Guerra Fría.

El arma adquirió su fama debido a su gran versatilidad, pues se podía sumergir en el agua o el barro y continuar funcionando. Su impacto ha sido tal que incluso hoy en día uno puede encontrarse con un AK-47 en la bandera oficial de un país, Mozambique, pues le fue indispensable en la lucha por su independencia (además, su silueta adorna el escudo oficial de Zimbabue y Timor Oriental).

Bandera de Mozambique

Según el escritor y periodista español Arturo Pérez-Reverte, por su bajo precio y versatilidad el AK-47 “se convirtió en símbolo de libertad y de esperanza para los parias de la tierra (…) En aquel tiempo, cuando estaba claro contra quién era preciso dispararlo, levantar en alto un AK-47 era alzar un desafío y una bandera“.

Por su parte, el propio Mijaíl Kaláshnikov relató en su biografía que “a menudo me preguntan si estoy contento con lo que me ha deparado la vida. Estoy contento. Estoy contento de haber dedicado toda la vida a algo que era necesario para el pueblo. Claro, un arma no es un tractor, una sembradora o un arado. Con un arma no se puede arar la tierra ni cultivar cereales. Pero sin ella uno no podrá defender su tierra natal, no podrá proteger la patria y a su pueblo“.

Link: RT