Jeff Bezos acaba de cambiar la logística con una idea

Jeff Bezos acaba de cambiar la logística con una idea

Podremos reírnos o pensar que Amazon Prime Air es absurdo, pero Bezos acaba de plantar la semilla del futuro de la logística.

El anuncio de Jeff Bezos sobre su intento de tener drones para repartir paquetes ha creado un gran revuelo. Puedes reírte de la idea, puedes insultarla, incluso elogiar el concepto que decenas de drones recorran una ciudad para hacerte llegar un paquete de 60 baterías AAA. Puedes pensar lo que quieras de Amazon Prime Air, pero Bezos acaba de jugar con todas nuestras mentes.

Quizá sin darnos cuenta, Amazon se ha convertido en la tienda más importante del mundo gracias única y exclusivamente al servicio postventa. ¿Ha llegado el pedido mal? Te lo envían de nuevo sin hacer preguntas. ¿Nunca recibiste el paquete? Otro paquete sale de sus almacenes para que te llegue lo antes posible. ¿Necesitas mañana ese paquete de 60 baterías AAA? Hazte socio y no tendrás que salir de tu casa para tener 60 nuevas baterías. El tiempo que pasa entre que haces clic en comprar y el que dispones de un producto en tu manos es crucial y Bezos acaba de implantar la idea de que ese tiempo puede ser incluso menor que el que tú tardas en calzarte y salir a la calle y comprarlo físicamente.

Claro que Amazon Prime Air ha sido una gran estrategia para que todos hablen de Amazon un “Cyber Monday” y a las puertas de la época navideña. Hace no mucho comprar un producto por internet y tenerlo al día siguiente o incluso la misma semana, era imposible. ¿Vender libros por internet? Eso era imposible. ¿Crear una red de servidores y alquilarlos para desarrolladores a precios bajísimos? Eso era imposible.

Amazon rompe moldes, a “los grandes” como Bezos se les paga no para que dirijan una empresa, si no para pensar que vendrá en cinco o diez años. Bezos, con una entrevista, acaba de adelantarte el futuro de la logística.

Quizá en nuestra ciudad no lo veamos hasta dentro de una década, quizá este servicio no salga de algunas zonas de EE.UU. (por aquello de disponer de jardín o una zona privada donde permitir que un drone aterrice). Pero con una simple idea, Bezos acaba de hacer que los drones pasen de ser esos aparatos asociados a máquinas de matar o a herramientas que pueden cambiar la forma de repartir objetos.

Hace semanas se hacía virar una historia sobre un drone que podría repartir pizzas. De acuerdo, quizá un drone no te va a traer una pizza, pero ¿te imaginas lo que supondría que un drone pudiese cargar con un paquete importante y llevarlo de la fábrica A a la tienda B? Esta es una de esas posibilidades donde los drones pueden tener un futuro inmediato, aunque primero habría que regular su uso y las zonas por donde podría volar. Pero para que esto pase, se necesita que alguien cree una necesidad, y sin que te des cuenta, Bezos acaba de implantar esta idea en tu cerebro.