Edward Snowden queda segundo en la lista de Persona del Año de TIME

Edward Snowden queda segundo en la lista de Persona del Año de TIME

Snowden aseguró a la revista que debe mejorarse el cifrado de datos e implementarlo para que las personas no sean espiadas.

La persona del año de la revista TIME fue el Papa Francisco, despertando varias críticas en Twitter por haber dejado a Edward Snowden en segundo lugar. De todos modos, la revista realizó un perfil del ex contratista de la NSA, que terminó filtrando cientos de documentos que revelan cómo la Agencia de Seguridad Nacional captura datos de millones de personas alrededor del mundo.

En el artículo se incluyen algunas declaraciones enviadas por el propio Snowden, donde discute nuevamente algunas de sus motivaciones para filtrar los documentos, y la recepción que han tenido las filtraciones.

En parte, Snowden es miembro de una generación que desafía a la era de la información, donde tener más datos es tener más poder. “Lo que rechazamos más fuertemente no es que la vigilancia pueda ocurrir en la teoría, sino que esto se hizo sin que la mayoría de la sociedad siquiera estuviera consciente de que era posible“, afirmó Snowden a la revista.

El gobierno de EE.UU. invierte USD$52.600 millones al año en espionaje y vigilancia, captando datos desde cables submarinos, redes celulares, servicios de e-mail, videojuegos, data centers de empresas, tarjetas de crédito y más, en Estados Unidos y el mundo.

La NSA no es la única que está en este juego, y otros países como China y Rusia probablemente han investigado sistemas similares. Para Snowden, los ciudadanos tienen derecho a tratar de inventar formas para protegerse.

“Hay una solución tecnológica para cara problema político”, aseguró. “En general, si estás de acuerdo con los principios de la Primera Enmienda, estás de acuerdo con el cifrado. Sólo es código. Argumentar en contra del cifrado sería análogo a argumentar contra los significados ocultos de pinturas o poesía”, dijo Snowden.

Snowden indicó que el presidente de EE.UU., Barack Obama, “podría usar el mandato del conocimiento público para reformar estos programas a estándares razonables, y dirigir el foco del tremendo poder de la NSA a desarrollar nuevos estándares técnicos globales que potencien una seguridad robusta de punta a punta, asegurando no solo que no estemos vigilando de forma inapropiada a individuos, sino que tampoco lo estén haciendo otros gobiernos”.

Recién estamos comenzando a ver algunas de las consecuencias de las filtraciones de Snowden todavía están por verse, y seguramente queda mucho por venir. Por ahora, las empresas están sintiendo las consecuencias y algunas acusan incluso haber perdido negocios por culpa de la vigilancia.

Link: TIME