Argentina, un infierno en la oscuridad

Argentina, un infierno en la oscuridad

Desde hace varios días la Argentina sufre una ola de calor infernal, con faltante en electricidad y agua principalmente. Ya hay 3 muertos por el temporal.

Desde hace varios días Argentina está viviendo un clima bastante agobiante y por sobre todo caluroso… muy caluroso. En diferentes provincias del país se han decretado distintos tipos de alertas ante la ola de calor que azota sin cesar. Tal es el punto, que 7 ciudades del país (Mendoza, Formosa, Neuquén, Rosario, Río Cuarto, Corrientes y Resistencia) se encontraban entre las 10 más calurosas del mundo en un momento determinado.

Las consecuencias de esto son variadas y parecen ser un efecto en cadena desde diferentes aristas. Por un lado, en una localidad se levantó el piso y se formó una grieta. Muchos lo catalogaron como si hubiera sido un terremoto. Parte de ello pueden apreciarlo en el siguiente video del noticiero local C5N:

Además, la naturaleza afecta a lo humano y lo artificial; y el principal recurso con escasez y serios problemas es la electricidad a nivel nacional. No solo la luz es lo que falta, en ciertos lugares, esto “se combina” con otros recursos, como el agua y/o el gas natural. Con ello, varias personas están (aún) más complicadas para acceder a ciertos servicios básicos e indispensables, sea tanto en los hogares privados como en el sector público. En este último, suelen faltar insumos en hospitales, ciertas pérdidas – sin especificar exactamente de qué – en bancos de sangre, pacientes sin poder usar respiradores artificiales; y demás situaciones que puedan imaginarse.

En algunas localidades los cortes de energía son programados y avisados con anticipación a los ciudadanos, en otras ocasiones no; con el agregado de la baja de tensión que provoca algún que otro dolor de cabeza a varios ciudadanos por sus dispositivos eléctricos. Es más, hay sectores en los que la luz falta por muchas horas… ¡Incluso hasta días!

Ante la magnitud de los acontecimientos, la comunidad argentina hizo explotar su malhumor en las redes sociales y a través de los medios de comunicación; como así también por diferentes modos de protestas, como piquetes en las rutas y reclamos de vecinos que se autoconvocaron en repudio del mal servicio de los entes encargados de suministrar luz y agua principalmente.

Las altas temperaturas comenzaron superando los 30 ºC, algo no tan descomunal para considerar verano en ciertas zonas a nivel mundial. Solo que de a poco se fueron prolongando hasta los 37-38 ºC… y ahora están por encima de los 40 ºC – y en algunas zonas supera por mucho ese marcador .

La situación es realmente crítica y en cierto modo alarmante. En las provincias de Santiago del Estero y Salta (combinadas) ya se registraron 3 muertos por los extremos calores.

La insólita del verano

Palpitando el momento culminante de este post, si bien la situación no es tan buena que digamos, como dice el dicho, “al mal tiempo, buena cara”; queremos dejarles una anécdota algo irónica que ocurrió hace pocos días.

En la ciudad de Loreto (provincia de Santiago del Estero), ¡Cocinaron un huevo frito en el piso!

Crédito de la imagen: LaNacion.com.ar

La cocción comenzó cuando un termómetro de mercurio marcaba 50 ºC… hasta elevarse finalmente a los 55 ºC. La cocción en sí llevó 74 minutos. Está bien, es más rápido y simple hacerse uno en su propia casa, pero que el suelo estaba que ardía eso no se discute.

Breve reflexión

Para finalizar, hacía 40 años que no se presenciaban estos calores por la Argentina. Hoy en día, en un mundo en el que la tecnología cobra gran relevancia y los aires acondicionados más que un gusto y placer son una necesidad, el consumo de éstos y de la energía eléctrica aumenta drásticamente. Mientras uno más se acostumbra, más lo utiliza. Como consecuencia de ello, las reservas no están alcanzando y están “cobrando factura” a los ciudadanos. Sea tanto en electricidad como en agua. Estamos hablando de dos servicios/recursos indispensables para la vida.

Más allá de la puja, presión y entredichos que existe entre el Gobierno Nacional, los políticos opositores, los usuarios de servicios como aquellos que los brindan; lo cierto es que hay mucho por hacer. Las energías se agotan, el agua escasea, la tensión se acrecienta, la gente se cansa y harta… pero el calor sigue firme.

Esto es una forma de decir que TODOS somos responsables y debemos tratar de cooperar al máximo ante esta situación. No es nada fácil, no es linda ni alegre… pero es lo que se nos presentó en el camino y nuestra capacidad como sociedad está en juego; nuestra vida depende de nosotros mismos. Si nos cuidamos, podemos cuidar los recursos, y hasta al planeta en sí.

Links: La Voz del InteriorLa Nacion – La Capital