Analistas apuestan a que los fabricantes se rebelarán contra Windows en CES

Analistas apuestan a que los fabricantes se rebelarán contra Windows en CES

Las compañías apostarán por equipos con doble sistema operativo, corriendo Android en paralelo a Windows.

Lo que viene para CES 2014 serán los equipos con dos sistemas operativos, aseguró el analista Tim Bajarin de Creative Strategies en la revista TIME. Deberíamos ver más equipos que corran en paralelo Android y Windows 8.1, y que podrán pasar casi instantáneamente de un sistema operativo a otro.

“Esto hará ruido en CES. Los fabricantes estarán promocionando esto, será un tema muy caliente en la feria”, aseguró a ComputerWorld el analista Patrick Moorhead, de Moor Insights & Strategy.

Actualmente ya existen algunos dispositivos que hacen esto, como el Asus Transformer Book Trio o el Transformer All In One. Bluestacks ya permitía correr apps de Android en Windows, como una forma de aumentar la experiencia del sistema operativo.

Los fabricantes buscarían impulsar este tipo de dispositivos con Android y Windows para diferenciar sus productos y aumentar la cantidad de aplicaciones disponibles para los usuarios, considerando que muchos programas no están para Windows 8 estilo “metro”. Según ComputerWorld esto también se puede leer como “medidas desesperadas” por parte de los fabricantes, que han visto reducirse al mercado del PC continuamente.

Tradicionalmente los fabricantes observaban un alza en las ventas cada vez que Microsoft actualizaba su sistema operativo, provocando una renovación de equipos de parte de los consumidores. Eso ya no ha estado ocurriendo. Es más, Microsoft comenzó a fabricar su propio hardware, compitiendo con los fabricantes directamente, lo que le ha valido muchas críticas.

La inclusión de sistemas operativos alternativos también podría ser una señal de que los fabricantes están dispuestos a dejar Windows para probar otras alternativas. La mayoría de las compañías ha lanzado ya al menos un equipo con Chrome OS, aunque fuera a modo de experimento.

Está por verse cómo responderá Microsoft a este escenario, que podría resultar muy perjudicial para su nuevo sistema operativo, que hasta el momento no ha logrado gran aceptación.

Link: ComputerWorld