UP 24, la pulsera que acelera el internet de las cosas

UP 24, la pulsera que acelera el internet de las cosas

Este nuevo dispositivo permite registrar datos de la actividad física diaria y sincronizarlos con los objetos que nos rodean, para cambiar la forma de interactuar con nuestro mundo.

Hemos comentado en múltiples ocasiones cómo el internet de las cosas cambiará la forma en que nos relacionamos con los objetos que nos rodean en un futuro cercano, pero aun necesitamos dispositivos que lo permitan. En ese sentido es que Jawbone, compañía dedicada al desarrollo de “tecnología vestible”, ha creado UP 24, una pulsera que puede enviar diversos tipos de datos del día a dispositivos móviles.

Los datos que puede enviar van desde la cantidad y calidad de horas de sueño acumuladas, la hora de despertar, el ritmo cardiaco, el consumo de calorías u otros, todo en tiempo real, y con la capacidad de sincronizar con IFTTT, las siglas para aplicaciones que funcionan como “si pasa esto, entonces esto” (if this, then that) a modo de pode crear distintas funcionalidades de acuerdo a tu actividad.

Por ejemplo, podrías programar tu cafetera para que comience a funcionar inmediatamente cuando despiertas, o que se encienda la ducha. Podrías programar las luces de tu dormitorio o tu televisor, para que cuando te quedes dormido se apaguen instantáneamente. En fin, podrías programar UP 24 con todos los elementos que desees en base a tus funciones biológicas, las cuales son registradas y enviadas a un iPhone o equipos con Android, y que posteriormente pueden sincronizarse vía internet.

“Puedes empezar a ver como el internet de mí funciona conmigo en el centro” dijo Travis Bogard, vicepresidente de desarrollo de productos en Jawbone. “UP 24 Realmente conecta una amplia gama de cosas que pueden operar para mi servicio”.

Probablemente en el futuro aparecerán más dispositivos de este tipo, distintas marcas y diferentes métodos de sincronización, pero, ¿no es increíble imaginar cómo interactuaremos con nuestras cosas, hogares, vehículos, y en si todo a nuestro alrededor?

El cambio cultural que significará será impactante. Imagino al mundo sumido en la obesidad, debido a que todo estará tan automatizado que la actividad física será prácticamente nula (o mejor dicho innecesaria). A su vez, podría tomar otro giro y permitirnos desarrollar nuestra creatividad e imaginación en todo ese tiempo “libre” que quede por el ahorro de minutos/día que el internet de las cosas permitirá.

Pero lo que más aparece en mi cabeza es la seguridad. Mediante la utilización de big data y computación cuántica para su procesamiento, toda la información de consumo, de actividad y de interacción con el mundo podría ser visualizada, analizada y utilizada por instituciones que seguramente ya lo están pensado. Entonces, ¿cómo lidiaremos con esta falta de privacidad?, ¿cómo se utilizará esta cantidad de información personal rondando por la web?

Link: Technology Review