Ni Google puede luchar contra el mercado Android

Ni Google puede luchar contra el mercado Android

Google no logra vender móviles con un Android limpio, ni con Moto X o con la gama Nexus.

¿Qué ha pasado aquí? ¿Cómo se ha llegado al punto en el que ni Google es capaz de poner un dispositivo a la venta que pueda competir en el mundo de Android? Bueno, es quizá simple, la facilidad y la libertad de Android le está pasando una mala jugada a Google.

Recientemente hemos conocido que según analistas, Motorola tan solo ha vendido alrededor de medio millón de Moto X. El móvil es bueno, tiene todo lo que necesitas, además de usar una versión limpia de Android y que llega de la mano de Motorola, ahora subsidiaria de Google por lo que estás asegurando actualizaciones y novedades según Google las lance.

Nadie sabe bien por qué Google adquirió Motorola, unos dicen que para tener un fabricante en sus manos, otros que por las patentes, pero quizá sea ambas. Moto X ofrece en EE.UU. algo que nadie es capaz de hacer, poder personalizar tu terminal y en unos pocos días tenerlo en tu casa. La compra online ofrece una ventaja fundamental y es que te olvidas de operadoras y de tener que desplazarte a una tienda.

El terminal, disponible en cinco operadoras diferentes en Estados Unidos, no es capaz de alcanzar una cifra de ventas que sea interesante, porque medio millón de dispositivos son muy pocos. Pero la realidad es que Google no puede competir en un campo en la que es ella quien la desarrolla. Imagina, es como si Pizza Hut ofreciera las recetas de sus productos de forma gratuita a todos sus competidores, pero no venden porque hay otros que están usando sus recetas y tienen mejor forma de venderlas y distribuirlas.

El problema de Google con Motorola Moto X y el nuevo Moto G tiene un nombre, Samsung.

La firma Coreana se ha comido todo el mercado móvil basado en Android, gracias a una estrategia de lanzar varios terminales en todas las gamas posibles en diferentes rangos de precios, cuando se habla de Android se tiene que hablar de Samsung, y se lo han ganado a pulso.

Google se ha centrado tantísimo en los móviles que se les ha olvidado que puede servir para otros dispositivos. Esto les causará problemas al comprobar que Samsung en un futuro pueda tomar Android y directamente distanciarse de las versiones que publica Google, algo que técnicamente ya hace ya que sus actualizaciones tardan tanto. Algo que ya hace hasta Amazon. ¿Será el Android de Google irrelevante ante la cuota de mercado y el nivel de satisfacción de Samsung?

¿Qué se puede hacer cuando te encuentras que tu software se usa en millones de dispositivos pero eres incapaz de hacer que un buen terminal con tu propio software y las ventajas que ofrece, no se vende?