AMD: Mantle es un API que otros fabricantes de GPUs pueden adoptar si lo desean

AMD: Mantle es un API que otros fabricantes de GPUs pueden adoptar si lo desean

por

AMD habla sobre el API gráfica de bajo nivel Mantle durante el evento APU 13.

Anunciada en septiembre de este año, aún tenemos pocos detalles sobre el API gráfica de bajo nivel Mantle de AMD, API que va consiguiendo capturar el interés de los desarrolladores de juegos.

Durante el evento APU 13, AMD reveló algunos detalles adicionales sobre Mantle:

Mantle: Un API complementaria a DirectX y OpenGL
Aunque Mantle ha sido desarrollada para tomar el mayor partido posible de las arquitecturas CPU y GPU AMD, presentes en las consolas PlayStation 4 y Xbox One, factor que dada la similitud de las arquitecturas CPU y GPU AMD usadas en las PC, permite al hardware de las PC y otros dispositivos x86 gozar de características adicionales y un mayor rendimiento.

A pesar de sus ventajas, Mantle no pretende remplazar a APIs de alto nivel como Microsoft DirectX y Khronos OpenGL, en vez de ello se erige como una característica que las complementa.

Las limitaciones de las API gráficas de alto nivel
AMD afirma que el CPU es usado por el controlador gráfico Direct3D (parte del API DirectX) un 50% del tiempo, factor considerado impredecible, pues no está bajo el control de la aplicación (juego), así como tampoco lo está el uso de los recursos de memoria (tanto memoria del sistema como gráfica).

Lo anterior detona que Direct3D “se sature” al procesar un alto número de llamadas gráficas (peticiones de dibujo en cola), forzando a los desarrolladores a ingeniar nuevas formas de limitar el número de llamadas gráficas en sus títulos.

Aprovechando al 100% al CPU y GPU
AMD piensa que su API de bajo nivel Mantle ofrece la solución a los problemas de las API gráficas de alto nivel, gracias a que posee una mejor capa de abstracción, eliminando los factores que limitan el rendimiento gráfico de los juegos para PC.

Mantle es capaz de usar el potencial completo del GPU y del CPU, ofreciendo a los gamers, características adicionales que les saquen partido tanto a los múltiples núcleos de los CPUs y GPUs, así como a las diversas unidades dedicadas presentes en ellos (TrueAudio/VCE/UVD/Eyefinity/CrossFireX).

El API provee a los desarrolladores un mayor control sobre los hilos de procesamiento del CPU, permitiendo que el equipo pueda realizar un mucho mayor número de llamadas a cargas de trabajo gráficas (hasta un 900% más llamadas que las permitidas por APIs como DirectX y OpenGL), permitiendo que los juegos se ejecuten con mayor fluidez.

También ofrece a los desarrolladores, métodos que les permiten un total control del flujo de las cargas de trabajo entre el CPU y GPU, haciendo posible que los juegos para PC desplieguen una mayor tasa de cuadros por segundo en casos donde esta está limitada por el GPU, así como también en equipos con CPUs básicos (menor dependencia del CPU para obtener una alta tasa de cuadros por segundo).

Mantle: Un API agnóstica del hardware
Aunque Mantle ha sido diseñada para sacar el mayor provecho posible del hardware actual, no está ligada a sus arquitecturas CPU/GPU a nivel de registros de hardware, lo que abre las puertas a otros fabricantes de GPUs.

AMD afirma que gracias al modelo abierto de Mantle, otros desarrolladores de GPUs pueden adoptarla si es que lo desean, aprovechando todas las características que ofrece el API.

Link: AMD.

También pueden comentar en nuestro foro.