Samsung infla en 20% los benchmarks del Note 3

Samsung infla en 20% los benchmarks del Note 3

El equipo activa un "modo benchmark" para obtener resultados mejores de lo que debería.

Samsung vuelve a hacer noticia por hacer ajustes a sus benchmarks utilizando software especial para lograr obtener resultados mejores a la competencia en sus smartphones. Esta vez el equipo tramposillo es el Galaxy Note 3, investigado luego que sus resultados en las pruebas sintéticas fueran demasiado buenos para ser ciertos.

El equipo cuenta con un procesador Snapdragon 800 de 2,3 GHz, que en las pruebas aparece muy por encima del rendimiento que entrega el mismo procesador, pero en el LG G2.

Según ArsTechnica, la compañía coreana estaría subiendo artificialmente los resultados del Note que se vende en Estados Unidos, usando un modo especial que inyecta alta energía a la CPU cuando el equipo corre aplicaciones de benchmark.

Los reporteros del medio encontraron una forma en que este modo puede desactivarse, logrando comparar resultados entre el “modo benchmark” y el equipo en condiciones normales.

De acuerdo al gráfico, el “modo benchmark” infla 20% el resultado en comparación a las condiciones normales del equipo. Al retirar el modo especial, el Note 3 cae a niveles más similares a los del LG G2, que era la medición que se esperaba obtener considerando que ambos usan el mismo SoC.

Según ArsTechnica, el aumento de capacidad para correr benchmarks está diseñado exclusivamente para los benchmarks, y no para varias aplicaciones, como argumentaba Samsung la primera vez que se descubrió esto.

Este comportamiento especial con los benchmarks le hace daño a estas aplicaciones, que pueden ser útiles para tener una idea sobre el rendimiento general de un smartphone o una tablet sólo si son tratados de la misma forma por todos los equipos. Un tratamiento diferenciado hace que el resultado del benchmark se vuelva inútil.

Link: ArsTechnica