Nokia Lumia 2520 A Primera Vista

Nokia Lumia 2520 A Primera Vista

Probamos la nueva tablet de Nokia y estas son las primeras impresiones que nos dejó.

Años. Muchos años pasaron desde el último intento de Nokia por abordar el mercado de la computación personal. Corría 2009 y un dispositivo llamado Booklet era presentado como una solución de cara a amalgamar las experiencias que los usuarios de Nokia podrían tener tanto en smartphones como en computadoras, y de paso convertir a los finlandeses en un actor relevante dentro de una industria que siempre miraron de reojo, y que en ese momento esperaban atacar de buena manera.

Nada más lejos de la realidad. Booklet fue un fracaso, en parte por su precio y en parte porque — además de su diseño — no entregaba nada nuevo ni diferenciador al mercado. Previo a eso, los Internet Tablet que lanzara la compañía no cumplieron con las optimistas expectativas que ellos mismos delinearon para este producto.

El tiempo pasó, pero no puedo evitar tener una sensación similar cuando tengo en mis manos por primera vez el Lumia 2520.

Primeras impresiones

A Primera Vista, este tablet de Nokia luce como un smartphone gigante con prestaciones bastante destacables que de seguro llenarán el gusto de aquellos que disfruten tener un procesador óptimo, buena cámara, una pantalla cuyo brillo es totalmente envidiable y una cámara que toma fotos muy por sobre el promedio del segmento. Su diseño también es muy bueno, siendo bastante más delgada que el Surface RT y que otros de sus símiles.

Su funcionamiento es lo que podríamos esperar de un aparato nuevo. Todo es fluido y corre como debe. No es para menos. Con un procesador Snapdragon 800, 2 GB de RAM y soporte para LTE nada puede andar mal. Ese objetivo se cumple, y se cumple perfectamente en el 2520.

Quizás podríamos decir que es mucho más pesado de lo que podría parecer, pero como todo dispositivo Nokia su peso está bien distribuido, y su diseño lo hace muy maniobrable para usarlo sin problemas. Su uso tanto como dispositivo móvil como usando el Power Keyboard tiene algunas ventajas sobre competidores directos como el Surface RT.

Pero así como hay ventajas — como las prestaciones — también presenta desventajas. Su policarbonato es muy susceptible a rayas, pero igualmente consigue atraer las miradas plasmando de buena manera el espíritu del diseño de la finlandesa en un producto de gran dimensión.

Teclado

Toda esa hermosura del dispositivo parece desaparecer al momento en que instalas la funda en él. Aunque protege, este accesorio es tosco, poco delicado y algo antiestético si se quiere. Como contraparte, ofrece dos puertos USB en su parte posterior para así ampliar las capacidades de este dispositivo y añade 5 horas más a las 11 que por si solo cubre el tablet. Feo, pero es un punto a favor para el 2520.

Sumemos al conjunto todo el software que Microsoft pone en Windows RT — Office incluido — y todo lo que Nokia está agregando en el sistema operativo, y el conjunto comienza a lucir bastante interesante.

Sin duda, es uno de los mejores tablets con Windows RT.

El precio

Pero luego viene lo realmente preocupante… El precio. Sí, la mayoría de las opciones basadas en Windows RT que podrían competir con el Lumia 2520 son de una generación anterior y no tienen las destacables prestaciones con que Nokia dotó a este equipo. Sin embargo, muchas de ellas están recibiendo la actualización a RT 8.1 y harán prácticamente lo mismo que este nuevo equipo — si estás dispuesto a hacer las cosas menos rápido — y por menos dinero.

Surface RT a la izquierda, Lumia 2520 a la derecha. Brillo al 100%.

Hay que convenir que en un mundo donde la propia Microsoft vende un excelente tablet RT propio en USD $349, y uno todavía mejor a USD $449, quizás USD $499 suene como a mucho. De hecho, esto podría convertirse en todo un problema para la finlandesa al intentar vender un producto a ese precio ante la gran cantidad de otros fabricantes que atacarán ese punto de precio con propuestas distintas.

El mercado móvil muchas veces es injusto con los recién llegados y las ideas que parecen ser buenas. Y como idea de producto, el Lumia 2520 tiene muchas características que podrían hacer de él un ganador. Sin embargo, no podemos hacernos los tontos e ignorar al resto del parque de competidores que — de seguro — harán lo posible por ahogar este tímido intento de Nokia por entrar al mundo de la computación móvil. Un mundo que ha sido testigo de los palos de ciego que ha dado por su cuenta, y que de la mano de Microsoft podría finalmente lograr conseguir algo mucho mejor.

No quiero que pase, pero el Nokia Lumia 2520 podría estar condenado a seguir la misma ruta de otros productos no entendidos en su época. En la finlandesa aseguran que el futuro de este equipo está basado en la experiencia que entregará, y que los fanáticos de Nokia que ahora mismo tengan un teléfono Lumia podrán disfrutar de una forma de uso coherente entre ambos equipos.

A la hora de su lanzamiento, esa integración todavía es poca y precaria, por lo que es primordial que el dispositivo rápidamente logre diferenciarse de otras alternativas basadas en RT para asegurarse un lugar en un mercado muy peleado que podría dejarlo afuera a poco andar, aventura que tiene una dificultad extra considerando que RT no ha sido una plataforma muy apreciada por el público.

El Lumia 2520 es un muy buen producto. ¿Pero acaso llega demasiado tarde? Eso no debería decirlo la compañía, ni yo… Yo se lo dejaría al tiempo y a los esfuerzos de Nokia por posicionarlo.