NASA celebra Halloween con nebulosas fantasmagóricas

NASA celebra Halloween con nebulosas fantasmagóricas

Al morir, las estrellas crean estelas de material capturadas en estas imágenes.

Pensando en Halloween y el Día de los Muertos, la NASA publicó tres imágenes de “fantasmas estelares” capturados por el telescopio espacial Spitzer. Las imágenes corresponden a nebulosas planetarias, formadas por material expulsado por estrellas que están muriendo.

“Tomamos las fotos por un sentido de la historia de la pérdida de masa de las estrellas, y para conocer cómo evolucionaron en el tiempo”, señaló el investigador principal de Spitzer, Joseph Hora, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian.

Todas las estrellas parecidas a nuestro sol mueren de la misma forma etérea. A medida que se van poniendo viejas (miles de millones de años después de nacer), se les acaba el combustible en sus núcleos y se convierten en estrellas gigantes rojas, expulsando luego sus capas exteriores, que se alejan de la estrella. Cuando la luz ultravioleta del núcleo choca con las capas exteriores, estas brillan, creando las formas que vemos.

Nebulosa Cráneo Expuesto

El objeto llamado PMR 1 también fue bautizado como nebulosa del “cráneo expuesto” por los científicos de Spitzer. Está en la constelación de Vela a unos 5.000 años luz de aquí, y corresponde a una gran estrella que se está desintegrando rápidamente. La parte interior está compuesta de gases ionizados, mientras que la parte verde es más fría y corresponde a moléculas de hidrógeno.

Nebulosa Fantasma de Júpiter

El objeto NGC 3242 o “Fantasma de Júpiter” está a unos 1.400 años luz de nuestro planeta, en la constelación de Hydra. La imagen muestra anillos concéntricos alrededor del objeto, que resultan de la expulsión periódica de material durante la muerte de la estrella.

Nebulosa de la Pequeña Mancuerna

El objeto NGC 650 o “Pequeña Mancuerna” está a unos 2.500 años luz de la Tierra en la constelación de Perseo. A diferencia de otras nebulosas, tiene una “cintura” o “disco” en el medio. El material es soplado por vientos estelares hacia arriba y hacia abajo, creando esta particular forma.

Link: NASA