MacBook Pro Edición 2013 es muy difícil de reparar

MacBook Pro Edición 2013 es muy difícil de reparar

por

Combinación de pegamento y tornillos propietarios hacen de la nueva MacBook Pro una de las notebooks más difíciles de reparar.

Dejando la vara cada vez más en alto en cuanto al grado de dificultad del desensamblaje, la nueva MacBook Pro Edición 2013 de Apple, supera nuevamente a su antecesora: MacBook Pro Edición 2012.

iFixit ha calificado a la nueva Apple MacBook Pro Edición 2013 (tanto en sus versiones de 13” como de 15”) con un puntaje de apenas 1 de los 10 puntos que otorgan como máximo, a los equipos en cuando a la facilidad de desensamblaje.

Interiormente la nueva MacBook Pro Edición 2013 está unida por tornillos pentalobe, los que requieren de un desentornillador especial, además de que muchas secciones como la batería se encuentran unidas con pegamento, dificultando su sustitución/remplazo sin dañar otros componentes como los cables del trackpad y del panel tácil.

Los módulos de memoria están soldados a la tarjeta madre, eliminando cualquier posibilidad de ampliación de memoria.

En fin, nuevamente estamos ante un equipo muy difícil de ser reparado por el propio usuario, haciendo casi necesario que este acuda al servicio técnico especializado de Apple ante cualquier daño físico del equipo, aunque este sea tan mínimo como el desgaste del conector de parlantes/auriculares.

Link: PCWorld.

También pueden comentar en nuestro foro.