Creador de Silk Road contrató a un sicario, excepto que era un policía en realidad

Creador de Silk Road contrató a un sicario, excepto que era un policía en realidad

Ross William Ulbricht pagó USD$80.000 por un asesinato falso.

Ross William Ulbricht, el supuesto fundador del mercado de drogas y bienes y servicios ilegales Silk Road, intentó asesinar a dos personas el año pasado, según los informes del gobierno. El segundo intento está descrito en el documento revelado ayer tras el cierre de Silk Road, donde se acordó pagar USD$150.000 por la muerte de un sujeto en Canadá.

Sin embargo, en el documento también se hace referencia a un intento de asesinato anterior, por el que Ulbricht habría pagado USD$80.000. Excepto que el sicario que aceptó esa oferta era en realidad un policía. Las autoridades dicen que Ulbricht transfirió el dinero en dólares reales (no bitcoins) para pagar por el homicidio, pero sólo recibió un asesinato falso a cambio.

Según los documentos, el policía encubierto llamó la atención de Ulbricht haciéndose pasar por un traficante de drogas a gran escala. El FBI declara que el policía se quejó con Ulbricht porque los clientes de Silk Road sólo compraban cantidades muy pequeñas de drogas, y que no le resultaba conveniente (como supuesto traficante) vender “menos de 10 kilos”.

Ulbricht habría ofrecido encontrarle a este traficante un comprador interesado en mayores cantidades, y lo puso en contacto con uno de los empleados de Silk Road. El oficial encubierto le vendió a este empleado 1 kilo de “una mezcla o sustancia que contenía una cantidad detectable de cocaína” por USD$27.000 en bitcoins.

La acusación dice que Ulbricht contactó más tarde al supuesto traficante-policía para reportar que el empleado que compró la cocaína había sido arrestado y que había robado fondos de otros usuarios de Silk Road. Ulbricht habría afirmado que le gustaría “golpearlo y luego obligarlo a devolver las bitcoins que robó”.

En la conversación, le pide al policía que en lugar de torturarlo, sólo lo ejecute. Este empleado “estuvo dentro por un tiempo, y ahora que está arrestado, temo que entregará información“. También aseguró que nunca había solicitado asesinar un hombre antes, “pero es la medida correcta en este caso”.

El agente encubierto llega a un acuerdo para enviar asesinos a hacer el trabajo, y recibir USD$40.000 antes y USD$40.000 luego que se hubiese cumplido el trabajo. Ulbricht envió el dinero del primer pago desde una cuenta bancaria en Washington. El creador de Silk Road pidió una prueba de la muerte en video o fotografías. “Estoy más preocupado de silenciarlo que de obtener el dinero de vuelta”, dijo, según las autoridades.

Los policías crearon entonces una tortura falsa y le enviaron fotos del empleado supuestamente siendo torturado, informando que había muerto más tarde por asfixia como resultado de los maltratos. Ulbricht envió luego los USD$40.000 faltantes.

Link: Washington Post